Público
Público

Crímenes y polis, garantía de éxito

Las series policiacas copan la parrilla con audiencias millonarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Crímenes indescifrables, psicópatas inteligentes, policías metódicos, investigaciones complicadas... y audiencias millonarias. El género está de moda, y los expertos apuntan a que las series de crímenes e investigación marcarán las temporadas que vienen. Basta con echar un ojo a la parrilla para ver que las cadenas generalistas apuestan por este formato: CSI (Telecinco); Navy, Bones, Caso Abierto, El mentalista o Numbe3s (todas ellas en La Sexta), Castle (Cuatro), Ley y orden: acción criminal (La 1)... La lista de títulos se multiplica si se añaden canales de pago como Fox, Fox Crime, Calle 13 o AXN, especializados en producciones de misterio, suspense y tramas criminales.

'Son series que funcionan muy bien y que enganchan al público', admite Sergio Ramos, responsable de Producción Ajena de La Sexta, que apunta a algunas causas: la facilidad para seguir el argumento. 'Son episodios cerrados con inicio-desarrollo-fin. Cada capítulo muestra una historia y un caso diferente, y eso tiene una ventaja: no pasa nada si te pierdes un episodio porque cada uno de ellos es independiente', sostiene Ramos. Y los espectadores son fieles a este esquema. Sin ir más lejos, el estreno de la sexta temporada de Bones fue seguido el pasado jueves por una media de 1.911.000 espectadores y obtuvo un 9,5% de share.

Pablo Viñuales, director de Programación de Fox, coincide en este análisis. Y apunta al salto de calidad que ha habido en las series de televisión en los últimos años, sobre todo en EEUU. 'Desde hace algún tiempo, hay una convergencia entre televisión y cine. Actores de primera línea son los protagonistas de series de referencia en todo el mundo, y guionistas y directores de la talla de Scorsese y Spielberg han apostado por la televisión', explica Viñuales. Los próximos estrenos en Fox y Fox Crime certifican este argumento: Blue Bloods, que supone la vuelta de Tom Selleck a la pequeña pantalla después de Magnum; o The Defenders, con James Belushi como abogado de Las Vegas.

Algo parecido ocurre con las series policiacas made in Spain, como El Comisario (Telecinco), que batió récords con 12 temporadas en antena y una audiencia media de cuatro millones. Para Leonardo Baltanás, director de Producción de Contenidos de Telecinco, esta producción es el mejor ejemplo de que en España se puede crear una buena serie policiaca. Lo mismo opina Álex Florez, director de programación del canal especializado Calle 13, que recuerda que aquí, además de El Comisario, 'se han producido series muy respetables como Policías, Cuenta Atrás o Génesis, en la mente del asesino'.