Público
Público

La crisis anima a los que tienen empleo

Los españoles que trabajan están cada vez más satisfechos con su empleo y confían en mantenerlo. Crece la incertidumbre entre los que están en paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Amedida que la percepción de la situación económica general empeora, más satisfechos están con su trabajo los españoles que tienen un empleo. Las cifras son claras. Hoy hay un 86,5% de españoles 'muy satisfecho' y 'bastante satisfecho' con su trabajo, lo que supone tres puntos porcentuales más que hace seis meses. Si tenemos en cuenta sólo a los que dicen estar 'muy satisfechos', ese porcentaje supera el 37,4%, casi cuatro puntos más que en diciembre. Por el contrario, sólo el 13,3% manifiesta estar 'poco' o 'nada' satisfecho con el empleo que tiene.

Ese patrón de impresiones se repite entre todos los tipos de asalariados, sean fijos o no fijos, técnicos y cuadros, o empleados y obreros. En todos los casos crece significativamente el número de los que dicen estar satisfechos con su trabajo. Pero es entre los autónomos y empresarios y entre los asalariados no fijos donde más se nota el efecto paradójicamente positivo del mal ambiente económico sobre la valoración del empleo que se tiene. Entre los primeros, el número de los que se manifiestan 'muy satisfechos' ha crecido un 34%; entre los asalariados no fijos, el aumento es del 40%. También crece la satisfacción entre los más jóvenes, de los cuales 38 de cada cien están 'muy satisfechos' con su empleo, un 31% más que en diciembre.

Las perspectivas que tienen los españoles de conservar su empleo son congruentes con su percepción de su situación personal, pero contrastan con el negro panorama económico general que describen. Si el número de los que definen la situación como muy mala ha crecido casi un 60% en tres meses, el porcentaje de los que creen que seguirán teniendo trabajo dentro de doce meses sigue siendo mayoritario y estable: el 82,7% en octubre, el 81,6% en diciembre, y el 82,35% este mes de marzo. Tampoco varía el porcentaje mayoritario, 78,2%, que piensa que será 'difícil' o 'muy difícil' encontrar otro empleo si pierden el que ahora tienen.

En cambio, sí hay variaciones entre los parados que lo buscan. En seis meses, de octubre a marzo, el porcentaje de los desempleados encuestados que cree que tendrá mucha dificultad para emplearse ha pasado del 48,9% al 63%. Los que piensan que lo encontrarían, aunque con 'alguna dificultad', son ahora el 26,3% (era el 38% en octubre) y sólo el 8,3% vaticina que encontrará empleo 'fácilmente'.

El PP, pesimista
La situación es “bastante mala” y “muy mala” para el 92% de los votantes del Partido Popular, y el 8% restante se decanta por definirla como regular. Ninguno de ellos escoge la opción de “bastante buena” o “muy buena”.

El PSOE, algo optimista...
Las opciones “bastante mala” y “muy mala” suman un 69% entre los votantes del PSOE. Otro 27% la considera “regular” y el 4% restante se atreve a calificarla como “bastante buena” o “muy buena”.

... pero cada vez menos
Es entre los votantes del PSOE dónde más se ha deteriorado la percepción de la situación económica del país. Hoy la califican de “muy mala” el doble de los que lo hacían hace apenas tres meses: en diciembre sólo el 33% de los votantes socialistas la calificaban así.