Público
Público

"¿Crisis? Lo anormal fue lo que hicimos al principio"

Tito Vilanova, segundo entrenador del Barça. Coincidió con Guardiola en La Masía como futbolista. Pep le reclutó el año pasado como ayudante para el filial y ahora es su mano derecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin tiempo para celebrar el pase del Barça a la final de Copa en la que se las verán con el Athletic, Guardiola y su segundo, Vilanova, pasaron la tarde de ayer viendo vídeos del equipo vizcaíno, casualmente su próximo rival en Liga. Pendientes de la recuperación de los jugadores, Pep y su inseparable Tito continúan echándole horas. Si en el fútbol la inspiración sirve de algo, a ellos seguro que les pilla trabajando. Vilanova hace un breve paréntesis para atender a Público.

¿Cómo están de ánimo?

Muy contentos. Llegar a una final de Copa no está mal, ¿no? Con el esfuerzo que hemos hecho, con lo que apostamos por esta competición... Sin Copa, en enero hubiésemos podido entrenar mucho más. Con Pep lo hablamos, pero es nuestro primer año y no podemos renunciar a nada, aunque sabíamos que podíamos pagar ese desgaste en la Liga.

¿Y lo han pagado?

Los equipos que en enero no han tenido Copa han llegado con una frescura que nosotros hemos perdido un pelo. Pero la ilusión de pasar a la final espero que nos la devuelva.

Eso es lo que se le exige al Barça, llegar a las finales...

Aquí hay jugadores que llevan muchos años y no la han jugado ninguna. Raúl, con todo lo que es, no ha ganado nunca una Copa. Desde el principio, dijimos que no renunciaríamos a este título, y lo hicimos poniendo a gente fresca y con ilusión, que nos han ayudado a estar en la final.

¿No es temerario jugarse una final con Etoo en la grada y Messi en el banco?

Vivimos más tranquilos cuando Messi está en el campo: marca, da pases, atrae a muchos rivales y deja a compañeros libres. En el equipo, todo el mundo confía mucho en él y sabemos que es un crack. Nos gustaría que Messi y Etoo jugaran siempre los 90 minutos, nos sentimos más tranquilos y más fuertes con ellos, pero jugar ocho partidos en 20 días al cien por cien es imposible.

¿Messi como revulsivo no es permitirse mucho lujo?

Hablamos con el jugador, con la gente que le cuida y cuando te dicen que hoy está más cansado, lo sacas en la segunda parte. Iniesta y Bojan ya han desgastado a los defensas y sale Leo, con esa marcha más que tiene, y los coge ya cansados. Es una buena opción.

¿Por qué ahora les cuesta tanto solventar los partidos?

Por nuestra manera de jugar: ir a buscar el contrario y llevar la iniciativa, necesitamos gente al cien por cien física y mentalmente. Si fuésemos un equipo que esperamos atrás, sería más fácil.

Dijo Guardiola que ante el Mallorca el equipo recuperó cosas que había perdido. ¿A qué cosas se refiere?

La actitud fue buenísima. Volvimos a salir a no dejar pensar al contrario, agresivos... Si perdemos, lo hacemos con nuestras armas: a atacar y sin miedo. La gran suerte que tenemos es que nadie puede decir de este grupo que no lo da siempre todo, que estos tíos son unos jetas.

Pero siguen sin estar finos.

Lo que pasa es que al principio de temporada estuvimos a un nivel muy alto y hemos elevado ahí el listón. Lo que hicimos entonces da vértigo: ¡el mejor inicio de la historia de un club como este! Ahora sabemos que podemos llegar a ese nivel, pero 60 partidos ahí no los juega nadie.

¿Les molesta que se hable de crisis?

Otros equipos se permiten jugar mal y ganar, y eso es normal. Aquí no es que tengas que ganar, es que además tienes que jugar bien, y jugando bien, tampoco vale marcar en el minuto 80, porque si pasan 20 minutos y no has marcado, es que algo hay. Ahora empezamos a valorar lo que hicimos al principio: eso era lo anormal. Si no lo fuera, no hubiésemos batido tantos récords.

¿Y eso de que les digan que tienen canguelo?

Sorprende que en el momento que le llevábamos 12 puntos al Madrid, se intentase hacer una campaña positiva del conjunto que iba por detrás y cuando estamos a cuatro, se haga una campaña negativa sobre el nuestro. Si nos dicen a principio de temporada que estaríamos donde estamos, lo hubiésemos firmado. No podemos dejarnos llevar por la tendencia negativa que tenemos los catalanes. ¿Cómo estamos? Mejor, imposible.

¿Le gusta ver jugar al Madrid?

Psss, está claro que ganan... Juande llegó al Madrid en un momento complicado, en el que era más importante ganar y coger confianza que cómo jugar. Pero con el tiempo han ido jugando mejor. A veces, el resultado te acaba llevando al buen juego.

Usted coincidió con Juande en el Lleida. ¿Qué opinión tiene de él?

Tengo muy buen recuerdo de Juande. Lo recibí en el Lleida después de que él pasara por el Barça B y entrenábamos muy al estilo de esta casa. Lee tácticamente muy bien los partidos, no complica la vida al jugador, pero tiene muy claras las cosas. Es muy buen entrenador. Intenta que sus equipos jueguen bien al fútbol. Nosotros lo hacíamos y el Sevilla, también.

En la Liga, ¿le van dejando al Madrid los equipo más blanditos?

Es el calendario que hay. Con nosotros, los equipo juegan tan al límite que sí se los dejamos blanditos al Madrid. Incluso con algún expulsado. Pero, vaya, a lo mejor el Sevilla dice lo mismo respecto a nosotros.

Ustedes se han quejado de la dureza empleada por algunos equipos...

Sí, me preocupa que haya jugadores que reciban faltas cuando el balón no está por medio. Eso hace muchos años que no lo veía.

¿Messi debería driblar menos y ser más generoso?

Creo que este año ha dado muchas asistencias con esas diagonales en las que atrae a tantos defensas. Henry se ha aprovechado de ello. ¿Individualista? No estoy en nada de acuerdo. Su gran suerte es que además de regate y chut tiene visión de juego. Hay otros que juegan muy bien pero no levantan la cabeza. Él además ve muy bien al compañero mejor colocado.

Usted es el responsable del trabajo de estrategia del equipo...

Bueno, somos varios: Domènec Torrent y Carles Blanchart seleccionan los vídeos, yo los miro y luego Pep da el o.k. Al principio pudimos trabajar más en este sentido, ahora no hay tiempo. A veces pensamos en una jugada con la que hacerle daño a un equipo concreto y no la hacemos porque no la hemos podido entrenar.

¿Hay que mejorar la defensa en esas jugadas?

Por el perfil de nuestros jugadores, tan buenos técnicamente, no tenemos futbolistas físicamente fuertes y por eso sufrimos. En Mallorca, teníamos a jugadores más grandes y no sufrimos en ese sentido.

¿En Mallorca, Pinto se ganó la final de Copa?

Estamos muy contentos por él. Es el reconocimiento a un gran portero. Ha habido ciertos comentarios gratuitos con los que se le faltó al respeto. Antes de venir al Barcelona, Pinto había jugado Champions y ya llevaba muchos años en Primera. El día del Espanyol tuvimos que escuchar que los goles eran culpa suya y que por qué no jugaba Valdés.

Y ahora las críticas las recibe Víctor...

Nos llenamos la boca con la cantera y tenemos a un portero que ha dado muchos éxitos al club, en una temporada buenísima, siendo el menos goleado, y por dos errores que son culpa nuestra, se duda de él. Nosotros le enseñamos imágenes de Juninho donde lanzaba ese tipo de balones al primer palo y es donde él lo esperaba. Contra el Espanyol, si al portero del Barça le pedimos que salga con el balón jugado... pues alguna vez pasa lo que le pasó. Aquí han venido grandes porteros incapaces de soportar esta presión.

¿El Barça está al nivel de los mejores de Europa?

Al final los buenos son los que ganan, como el Manchester United. Quizás sí hicimos el mejor fútbol.