Público
Público

Crisis de basura nos está enfermando: residentes de Nápoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Silvia Aloisi

Con su hijo enfermo de un año ymedio en brazos, Anna Langella dice que el médico de cabecera ledio una prescripción simple: múdense a otro lado.

Langella sostiene que su hijo a menudo vomita y lo atribuyeal nauseabundo olor y desechos tóxicos que se apilan en unvertedero cerca de su casa en Terzigno, en las afueras deNápoles, donde en las calles hay montículos de basura.

"Tenemos que mantener a los niños adentro, con las puertas yventanas cerradas, pero aún así no es suficiente", dijo aReuters. "El Estado nos ha abandonado", aseguró.

El vertedero se abrió el año pasado como una solucióntemporal para la basura de la tercera ciudad más grande deItalia, donde el crimen organizado, la ineficiencia y eloportunismo político han convertido a la eliminación de la basuraen una emergencia crónica.

Ya está completamente lleno y la propuesta de abrir otro hagenerado protestas.

Tras días de enfrentamientos entre la policía y losresidentes, el primer ministro Silvio Berlusconi prometió elviernes destinar 14 millones de euros para mejorar el vertederode Terzigno y dijo que no había amenaza para la salud pública queproviniera del sitio.

Pero los residentes del lugar, cerca de un parque nacional ya los pies del volcán Vesubio, se muestran preocupados yescépticos.

"Hay leucemia, linfoma, mieloma, las enfermedades máshorribles", dice la profesora Anna De Vincenzo.

Expertos de salud dicen que puede ser difícil evaluar hastaqué punto la polución es responsable de las enfermedades, quetambién pueden ser provocadas por factores genéticos,socioeconómicos y del estilo de vida.

Existe evidencia de que partes de Nápoles han sidocontaminadas sostenidamente por décadas de descarga ilegal debasura y quema de esta.

"TRIANGULO DE LA MUERTE"

En el 2004 la revista médica Lancet Oncology denominó a partede la región de Campania, de la que Nápoles es capital, "eltriángulo de la muerte", porque el aire, el suelo y el aguaestaban contaminados con altos niveles de toxinas generadoras decáncer que se especula provienen de la basura.

Una investigación realizada en el 2007 por el ConsejoNacional de Investigación de Italia encontró que la tasa demortalidad era de un 9 a un 12 por ciento más alta que la normaentre las personas que viven más cerca de lugares donde se viertebasura sin regulación.

Cánceres fatales al hígado fueron más comunes en áreas deriesgo más alto, según el estudio, aunque declaró que más de lamitad de los lugares estudiados en la región no mostrabanproblemas de salud anormales.

La primera vez que se declaró estado de emergencia en Nápolesfue en 1994 y los sucesivos Gobiernos designaron a una serie"zares de la basura" para enfrentar el problema.

la versión napolitana de la mafia siciliana - hanevitado la creación de un sistema de desecho seguro y moderno.