Público
Público

La crisis se ceba con los salarios mientras aumentan los beneficios de las empresas

Un informe de UGT denuncia cómo el peso de las rentas del trabajo en el PIB se ha reducido un 5,2% desde 2008 al tiempo que el de las rentas del capital crece un 3,6% en el mismo periodo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España es un caso raro en Europa no sólo por su tasa de desempleo, sino porque desde 2008 es el único país de la UE junto con Portugal en el que la renta del trabajo ha disminuido al tiempo que aumentan los beneficios de las empresas. En concreto, según denuncia UGT en un informe (Consúltalo aquí en PDF), desde 2008 el peso de los salarios en el PIB ha descendido un 5,2% mientras que la renta del capital ha crecido un 3,2%. Desde el sindicato apuntan que ésta es la mejor muestra de que con la excusa de la crisis se está implantando en silencio y a costa del sufrimiento de los trabajadores y las familias, un nuevo modelo social y económico.

El estudio detalla cómo las rentas de trabajo y capital durante la burbuja inmobiliaria siguieron un camino similar pero a partir de 2008, año en el que la incidencia de ambos factores en el PIB cae abruptamente, se produce un punto de inflexión para los beneficios empresariales, que irán aumentando paulatinamente mientras los sueldos se desploman. La diferencia más amplia se percibe en 2011 y desde ahí hasta finales de 2012 ya no volverán a acercarse.

Otra de las claves particulares del estudio es cómo curiosamente, y en contratendencia con el resto de Europa, la productividad ha aumentado a medida que caía el empleo. Esto es especialmente relevante en los periodos 2007-2008 y 2011-2012. En el primer caso, el PIB cayó un 3,7%, el empleo un 6,3% y la productividad aumentó un 2,5%. En el segundo, la economía volvió a retroceder un 1,4%, el empleo cayó un 4,4% y la productividad aumentó un 3%. 'La explicación reside en el hecho de que en nuestra economía el principal ajuste de la actividad en las empresas se realiza vía empleo y no producción. El descenso del empleo es proporcionalmente mayor que el descenso de la producción, lo que hace aumentar la productividad en épocas de crisis', dice el informe.

Nuevamente, esto choca de frente con el comportamiento de otros países de la UE e incide directamente en la producitividad por hora trabajada, que en España, en los momentos más duros de la crisis superó con creces a cualqueir otro Estado. Si la productividad por hora en España aumentó un 2,5% y un 2,9% en 2009 y 2012 respectivamente, la de Dinamarca, por poner un ejemplo de esos países modélicos del Norte, caía un 1,8% en 2009 y se tenía una variación nula en 2012.

UGT  recalca también que 'la irrupción de la reforma laboral en la negociación colectiva está provocando una creciente devaluación salarial', y precisa que la pérdida de poder adquisitivo acumulada entre 2011 y 2012 alcanzó el 1,7%. 'Las políticas de ajuste y recortes están provocando un deterioro significativo en la capacidad adquisitiva de las rentas del trabajo, en la calidad del empleo y en el nivel de vida de la población, lo que obstaculiza la recuperación de la demanda y de la actividad económica'.