Público
Público

La crisis deja a los islandeses sin hamburguesas

La recesión financiera consigue lo que no lograron los médicos y fuerza a McDonald's a salir del país escandinavo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La recesión financiera global, que se cebó de manera determinante con Islandia en el continente europeo, ha logrado lo que no consiguieron los mensajes para preservar la salud en Reikiavik: terminar con la franquicia de comida basura. La crisis de la economía islandesa, y especialmente el desplome de su divisa, ha forzado a Lyst Ehf, el operador de los restaurantes franquiciados bajo la marca McDonald's en el país nórdico, a anunciar el cese de sus actividades bajo la enseña estadounidense el próximo 1 de noviembre, según indicó un portavoz de la compañía islandesa.

'La razón fundamental es la situación de la corona islandesa', precisó el portavoz de Lyst, que debe importar la práctica totalidad de los elementos e ingredientes necesarios para elaborar los menús de sus restaurantes ante las escasas dimensiones del mercado islandés, lo que ha provocado un pronunciado encarecimiento de sus costes por el desplome de la corona islandesa.

No obstante, la compañía islandesa precisó que pretende reabrir los restaurantes operados hasta ahora bajo la marca McDonald's bajo una nueva denominación, por lo que no se prevén recortes de plantilla.

Debe importar la práctica totalidad de los elementos e ingredientes necesarios para elaborar los menús

Por su parte, la multinacional estadounidense indicó que la decisión de abandonar el mercado islandés fue tomada de 'mutuo acuerdo' con Jon Ogmundsson, presidente de Lyst Ehf, ante la 'excepional complejidad operativa' para la actividad del negocio en Islandia y el 'muy complicado clima económico en el país', que hace 'financieramente prohibitivo' continuar con el negocio.

De este modo, McDonald's precisó que, tras el cierre de los tres restaurante franquiciados con los que cuenta en Islandia en la medianoche del próximo 31 de octubre, la compañía 'no tiene planes para buscar un nuevo socio en Islandia' por los complejos desafíos en el país.

La cadena estadounidense de comida rápida, que inauguró el primero de sus tres restaurantes en Islandia en 1993, obtuvo un beneficio neto de 1.261 millones de dólares (840 millones de euros) en el tercer trimestre de 2009, lo que supone un incremento del 5,8% respecto al mismo periodo del año precedente.

La cifra de negocio de la multinacional de la hamburguesa alcanzó los 6.046,7 millones de dólares (4.029 millones de euros), un 3,5% menos, lastrada por el impacto del cambio de divisas.

De este modo, McDonald's ganó 3.334,2 millones de dólares (2.222 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, un 1,9% más, mientras que las ventas bajaron un 6,6%, hasta 16.771,3 millones de dólares (11.176 millones de euros).