Público
Público

La crisis dispara las apuestas y los juegos de azar en Internet

El sector sigue sin la norma que exigía la Ley de Sociedad de la Información

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis tiene su versión virtual. En el segundo trimestre de 2008, los españoles marcaron récord al gastar 1.415 millones de euros en comprar productos y servicios a través de Internet. Era el colofón a tres años de crecimiento sostenido.

Desde entonces, a medida que ha ido aumentando la magnitud de la recesión, el volumen de facturación on line ha menguado trimestre tras trimestre. No ha sido así en todos los segmentos de negocio. Cuando el agua sube y se acerca al cuello, los españoles han buscado consuelo en los juegos de azar y las apuestas en la Red.

Mientras el sector del comercio electrónico en general disminuía y lo hacía también el negocio de apuestas y sorteos tradicional, la facturación de los juegos on line creció cada trimestre del año pasado con respecto al anterior, marcando un nuevo récord de ventas al cierre del ejercicio con respecto a 2007 de 305 millones de euros.

De hecho, se trata de 'uno de los sectores que experimentó un mayor crecimiento tanto en volumen de negocio como en número de transacciones', con crecimientos en torno al 6% trimestre tras trimestre. Así se recoge en el informe eEspaña sobre la Sociedad de la Información que hará público mañana la Fundación Orange España.

Los juegos de azar y las apuestas on line representaron en 2008 el 7,1% del negocio generado en la Red, situándose en cuarta posición, por detrás del transporte aéreo, el márketing directo y el negocio de las agencias de viajes y operadores turísticos. Ni el transporte terrestre de viajeros ni los espectáculos artísticos o deportivos logran generar tanto dinero.

En el último trimestre de 2008, cuando la crisis ya se había llevado por delante a Lehman Brothers y se supo que Bernard Madoff había estafado cerca de 65.000 millones de dólares, los españoles gastaron en juegos de azar on line 88,6 millones de euros: casi un millón de euros cada día en apuestas.

El informe de la Fundación Orange llama la atención de que 'tras un crecimiento muy lento en los tres primeros trimestres, se produce un despegue tanto en volumen como en número de transacciones en el último trimestre, que coincide con el agravamiento de la situación económica'. Este hecho, 'desde un punto de vista sociológico, tiene como explicación la tendencia al alza de los juegos de azar en situaciones de crisis económica', añade.

Ese capital creciente que se destina a jugar procede de un grupo reducido de personas, en comparación con las que utilizan la Red para contratar viajes o alojamientos de vacaciones, que representan el 60,4%, o las que compran entradas para espectáculos, que son el 35,9% de los usuarios de comercio electrónico. Los juegos on line son utilizados por el 4% de los internautas que realizan transacciones de comercio electrónico.

El juego on line no está regulado en España. El Gobierno introdujo la intención de legislarlo en la Ley de impulso de la Sociedad de la Información a finales de 2007, pero, a pesar de las constantes peticiones del sector, nada se ha hecho desde entonces. Existen normativas a nivel autonómico como las del País Vasco y Madrid que resultan muy limitadas por su carácter regional y la ubicuidad de Internet.

La Asociación Española de Apostadores de Internet critica que la falta de regulación hace que los beneficios, tanto empresariales como en forma de impuestos, se vayan a otros países. En Europa, hay 20 Estados que permiten el juego on line mientras que siete lo han prohibido.