Público
Público

La crisis en España frena la emigración de los cubanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Rosa Tania Valdés

La crisis global está llevando a algunos cubanos a postergar sus planes de emigrar o a regresar a casa tras ver estrellarse sus sueños contra la recesión y el desempleo en Europa.

Zenaida, una empleada de comercio de 48 años, acaba de volver después de pasar seis meses con sus primos en Valencia.

"Fui a España con la ilusión de abrirme paso allí, pero no pude. Regresé en noviembre porque hay poco trabajo para gente como yo y aquí por lo menos tengo mi casa y siempre se puede inventar algo para vivir", dijo.

Unos 53.000 cubanos como Zenaida obtuvieron este año la nacionalidad española de sus abuelos gracias a una nueva ley que está aumentando la emigración legal hacia Europa.

El pasaporte español elimina el requisito de una carta de invitación desde el extranjero y simplifica enormemente los trámites de viaje para los cubanos, que, sin embargo, continúan necesitando un permiso para salir de la isla.

Pero cuando aterrizan en Madrid, Barcelona o Valencia los espera un país en recesión y un galopante desempleo del 19,3 por ciento con casi cuatro millones de personas sin trabajo.

Por eso María Elena, empleada de una guardería en La Habana, esperará a que lleguen tiempos mejores para estrenar su pasaporte español.

"Esta mala racha tiene que pasar. Voy a esperar", dijo la mujer de 43 años, poco después de recibir por correo su acta nacimiento española, unA de las últimas etapas del papeleo.

"Cuando mejore la economía pensaré mejor si debo probar suerte", agregó entre risas y lágrimas.

No está claro cuánto tendrá que esperar María Elena. El Gobierno español espera tímidas señales de recuperación desde el primer trimestre del 2010, pero la economía cerraría el próximo año en rojo.

CRISIS, "ELEMENTO DISUASIVO"

Diplomáticos españoles calculan que alrededor de 200.000 cubanos podrían recibir la nacionalidad española antes de finales del 2010. Los nuevos españoles pueden extender la ciudadanía a sus cónyugues e hijos menores de 18 años.

No todos emigran, pero el deterioro de la situación económica en Cuba empuja a muchos a probar suerte a pesar de todo.

"La crisis en España ha sido un elemento disuasivo, pero menos que en otros países como Argentina", dijo un diplomático español en La Habana.

Pero algunos emigrantes consultados por Reuters recomiendan a sus familiares y amigos que no se apresuren.

"Le dije a mi hermano que se lo piense muy bien antes de venir. Yo no estoy bien y no quiero eso para él", dijo Leonel, un traductor de inglés que trabaja como cocinero en Barcelona.

"En Cuba mi hermano tiene casa propia, algo de comida y no hay frío", explicó el hombre de 46 años, que llegó a España en plena crisis.

El pasaporte español permite a los cubanos viajar al extranjero sin quemar definitivamente sus naves en la isla, como ocurre con quienes emigran legal o ilegalmente a Estados Unidos.

Es así que muchos prueban suerte y si las cosas salen mal regresan a Cuba, donde a pesar de las dificultades y carencias la mayoría no paga alquiler y el sistema socialista ofrece educación y salud gratuita además de servicios fuertemente subsidiados.

Aún así continúan las filas frente al consulado español en el centro histórico de La Habana, que debió contratar más empleados para procesar la avalancha de solicitudes.

"Me voy porque tengo que probar, no quiero que me lo cuenten, lo quiero ver con mis ojos", dijo Iván, un mecánico de relojes, que a los 59 años está haciendo las maletas para marcharse y empezar de nuevo en España.