Público
Público

La crisis inmobiliaria ha provocado el 56% de las suspensiones de pagos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 56% de las empresas españolas que han sido declaradas en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) son "consecuencia directa" de la crisis inmobiliaria y del sector constructor, según un informe elaborado por la compañía de información empresarial Axesor.

La compañía sostiene que los procesos de insolvencia han afectado sobre todo a las empresas de edificación de carácter residencial e incluso de oficinas y naves industriales, que representan el 73% del total de concursos presentados en el sector de la construcción.

A continuación figuran las empresas de construcción de infraestructuras, que suponen el 24% del total de insolvencias dentro del sector del "ladrillo", debido a que "pese a no depender tanto de la coyuntura económica como otros sectores, su exposición al retraso en el pago por parte de las Administraciones Públicas ha contribuido a agravar" su delicada situación financiera.

Las compañías de rehabilitación aportan el 3% restante de las insolvencias, con lo que Axesor cree que muchas compañías reorientarán su actividad a este sector, teniendo en cuenta además que "durante la anterior crisis inmobiliaria, este segmento se convirtió en un buen refugio".

Según Axesor, el "efecto arrastre" de la crisis ha tocado al sector de procesos industriales, que se encarga de realizar los trabajos de extracción, adaptación y preparación de materiales, así como de fabricación de estructuras, y que desde principios del año ha registrado 117 insolvencias, casi el triple que las 42 contabilizadas en 2007.