Público
Público

¿Crisis en Kings of Leon?

El cantante de la banda estadounidense se marcha en medio de un concierto mostrando síntomas de embriaguez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


La banda estadounidense Kings Of Leon ha reinventado la forma de suspender una actuación en pleno concierto. Esta vez no defecaron sobre ellos unas palomas.

Viernes noche y concierto en la localidad tejana de Dallas. Nada hacía presagiar lo que iba a pasar. Tocaron unas pocas canciones y luego su cantante, Caleb Followill, se marchó del escenario para no volver. 'Voy a ir al backstage y voy a vomitar. Me beberé una cerveza y vuelvo', explicó el líder de la banda. 'No estoy borracho, sólo me muero de calor', se excusó, con síntomas de embriaguez.Los allí presentes no podían dar crédito a lo sucedido, sobre todo cuando el guitarrista y bajista de la banda (Matt y Jared Followill) salieron al escenario para dar la cara por su 'frontman' y pedir disculpas por lo sucedido. También para anunciar que el concierto había finalizado. 'No sé qué decir. No es nuestra culpa, es de Caleb, que no puede tocar en lo que queda de concierto. Sé que nos odian, quemad nuestros discos [...] volveremos tan pronto como sea posible'.

Tras la suspensión del concierto y la cancelación de otro en Houston, el grupo alegó problemas en las cuerdas vocales de Caleb. Sin embargo, los problemas parecen estar localizados en otro lugar más profundo.

Lejos de parecer un incidente aislado, la banda de Nashville muestra síntomas de crisis. Lo plasma Jared, el bajista, en su perfil de Twitter. 'Dallas,  no puedo explicar cuánto lo siento. Hay enfermedades y problemas internos que son necesarios abordar. No hay palabras', colgó evidenciando una crisis interna en la banda que muy posiblemente fue el detonante de la suspensión en Dallas. 'Quiero mucho a nuestros fans. Sé que nos sois estúpidos. No puedo mentir, hay problemas en nuestra banda más importantes que el no haber bebido el suficiente Gatorade'.

La cosa pintaba mal teniendo en cuenta que, horas más tarde, el grupo anunciaria la cancelación de toda su gira por Estados Unidos.

Se abre de este modo un periodo de incertidumbre para la banda estadounidense, que explotó con el disco Only by the Night, asentado con canciones sólidas transformadas en éxitos mundiales como Sex on fire o Use Somebody. Un éxito que tuvo su continuación con Come around sundown, su último trabajo de estudio. Instalados en la fama mundial, sus últimos discos han conseguido importantes ventas y les han llevado a recorrer medio mundo con giras internacionales. Un éxito que sólo el tiempo revelará si han sabido digerir.

El momento de las disculpas