Público
Público

La crisis reabre el debate sobre la prensa online gratuita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Robert MacMillan

Cualquiera que siga el debate sobre si los periódicos deberían cobrar por las noticias que se leen online podría pensar que se ha levantado en 1999.

El argumento, que la mayoría de los diarios descartaron hace una década o más, está ganando ahora nuevo impulso porque la situación financiera de editoras en Estados Unidos y, cada vez más, en otras partes del mundo, es débil y está debilitándose aún más.

Un nuevo informe de 800 páginas que hará público el lunes el Project for Excellence in Journalism dice que el debate "gratuito frente a de pago" podría centrarse en los remedios equivocados, mientras otras ideas quedan sin explorar.

Sugiere explorar un modelo como el de televisión por cable, en el que una tarifa a los periódicos y otros distribuidores de noticias forma parte de las tarifas mensuales de acceso a Internet que pagan los consumidores.

"La discusión pública se basa en micropagos. Nosotros pensamos que otros modelos podrían ser mucho más prometedores", dijo Tom Rosenstiel, director del grupo con sede en Washington, D.C.

Eso podría demostrar ser más lógico y menos molesto para la gente que realizar pequeños pagos para acceder a noticias individuales. "Pagas cuando entras en la autopista de peaje, no paras cada 50 metros cuando estás en la autopista de peaje y pagas una tarifa", dijo Rosenstiel en una entrevista.

Los riesgos son enormes para la industria de la prensa estadounidense, que vio cómo sus ingresos caían alrededor de un 15 por ciento en 2008. La venta de anuncios clasificados en muchos periódicos ha caído hasta la mitad, y algunos editores se enfrentan a pagos de deuda incapacitantes.

Mientras tanto, periódicos que están perdiendo dinero, como el Seattle-Post Intelligencer y el San Francisco Chronicle, de Hearst Corp, podrían cerrar. EW Scripps cerró en febrero el Rocky Mountain News, haciendo temer otros más.

Los expertos dicen que el futuro no pinta bien si los editores de los más de 1.400 diarios del país no encuentran una fórmula para sacar dinero de las noticias que proporcionan online.

Los editores también tienen que encontrar una forma de "desafiar seriamente" a compañías como Google y Yahoo para compartir más de los ingresos por anuncios que sacan de las noticias, según el informe del PEJ.

DESDE TIME AL NEW YORK TIMES

Muchos periódicos descartaron la idea de cobrar por las noticias online en los noventa, prefiriendo en su lugar ofrecer de forma gratuita su contenido para impulsar la lectura y atraer a anunciantes que vertían cada vez más dinero en Internet.

Ahora, la gente está habituada a leer las noticias online de forma gratuita, y cobrar de repente por ello de nuevo podría alejar a los lectores y privar a los editores de webs ventas de anuncios que ahora suponen alrededor del 10 por ciento de los ingresos totales.

The New York Times abrió una nueva ronda de debate sobre si debería cobrar a los lectores online cuando el director de Bill Keller planteó la posibilidad en un chat online con lectores este año. El presidente y editor Arthur Sulzberger Jr también sugirieron la posibilidad en un discurso la semana pasada en la Universidad Stony Brook en Nueva York.

El ex director general de la revista Time Walter Isaacon, en un artículo de Time muy leído en febrero, sugirió que podría valer la pena cobrar pequeñas cantidades de dinero por noticias.

El modelo ha funcionado para un pequeño número de diarios, el más destacado el Wall Street Journal de News Corp, pero es improbable que otros puedan seguir sus pasos después de año de contenido gratuito y tener éxito.

Pero para que una suscripción de pago tenga éxito, dicen experto, se necesitaría la cooperación de muchos editores, algo que ha sido difícil en el pasado. Una alianza de este tipo, llamada la New Century Network, se formó a finales de los noventa, pero se rompió después de que las partes no pudieran ponerse de acuerdo en casi nada.

La industria también podría tener que pedir la aprobación del Congreso o del Departamento de Justicia para evitar acusaciones de fijación de precios.

Hay otras opciones que los editores de prensa podrían considerar, dijo el informe de PEJ.

Entre ellas está emular el modelo de Amazon.com. En lugar de agobiar a los lectores con anuncios intrusivos que pocas personas leen o pinchan en ellos, los diarios podrían crear centros comerciales online en sus webs y proporcionar redes de búsqueda local para pequeñas empresas.

Otra sería ofrecer informaciones para profesionales.

"Lo más cercano a un consenso ahora mismo es que ninguna fuente (de ingresos) es probablemente la panacea", dijo el informe.