Público
Público

La crisis reduce las operaciones de estética

Los hombres acuden a la estética para recurrir a la cirugía facial, párpados, nariz y orejas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis ha reducido el 27 por ciento las cirugías estéticas en España. Algo bastante significativo si se tiene en cuenta que nuestro país se sitúa en el puesto decimoquinto del mundo, con 105.000 operaciones de este tipo en 2009. De estas, nueve de cada diez han recaído en mujeres en su mayoría menores de 30 años, dónde el aumento mamario ha sido la opción preferente.

Las mujeres se operan mucho más. Las intervenciones más frecuentes son la liposucción y el aumento de pecho

Las cifras se han presentado en Madrid, y proceden del estudio de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), denominado 'La realidad de la Cirugía Estética en España', que es el primero con información contrastada de este tipo de cirugía a nivel nacional. Las mujeres se operan mucho más que los hombres. Las intervenciones más frecuentes son la liposucción y aumento de pecho, mientras que ellos prefieren la cirugía facial (párpados, nariz y orejas); la edad preferente en el conjunto de ambos grupos se sitúa entre los 30 y 44 años, que representa el 43 por ciento del total.

Los responsables del estudio han insistido en que lo aconsejable es pasar por el quirófano en caso de necesidad, tras advertir de que algunas personas se vuelven adictas a esta cirugía.En general, la intervención estética más demandada en España es la facial, que integra la de párpados o blefaroplastia, de nariz o rinoplastia, otoplastia o de orejas y el lifting, entre otras.

Las reducciones de grasa son las grandes deseadas

En cuanto a intervenciones de forma individual, la más solicitada es la liposucción, seguida del aumento mamario y párpados, nariz y abdominoplastia (4.352).En las intervenciones de mama, un número cinco veces superior de mujeres se las aumenta frente a quienes se las reduce, y se trata de una cirugía que prácticamente sólo ellas eligen, mientras que la liposucción es demandada tanto por unas como por otros.

Los intervinientes han criticado el excesivo 'sensacionalismo' de ciertas informaciones en los medios respecto a las adolescentes que se aumentan el pecho, y que se trata de algo 'excepcional', han coincidido los tres doctores. Algunos padres regalan a sus hijas un aumento mamario en el caso de sacar buenas notas o si aprueban los exámenes, se corresponden con situaciones 'muy excepcionales', han insistido los expertos.

Porcuna ha tildado de errónea la actitud de los padres que recompensan así a las adolescentes cuyo cuerpo está aún en fase de desarrollo, y que 'banaliza' la cirugía estética, en su opinión, tan 'seria' como cualquier otra.Según el informe, sólo el 22 por ciento de las cirugías estéticas se realiza a menores de 29 años, que es el tramo de edad inferior en el que ha sido desglosado el estudio, en donde no se incluyen datos por separado de adolescentes.

Los expertos calculan en unos 106 millones de euros al año el costo de tales operaciones. Los cirujanos plásticos 'retrasamos el reloj, pero no lo paramos', en relación con el envejecimiento del cuerpo, ha advertido Antonio Porcuna, tras coincidir con sus compañeros en que muchas personas se vuelven adictas a la cirugía estética después de una primera intervención que sí pudo estar justificada por motivos psicológicos.