Público
Público

La crisis relanza los productos de segunda mano

El gasto medio por familia en Navidad se sitúa en 655 euros, 80 menos que en 2009  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los aprietos económicos provocados por la crisis también sirven para activar la imaginación y ayudan a idear alternativas. En este periodo navideño, el mercado de segunda mano toma protagonismo. Los españoles son los europeos que más productos utilizados previamente regalan este año: un 36% elige esta opción, frente al 22% de la media comunitaria.

Así lo revela un estudio de consumo navideño, elaborado por la empresa consultora Deloitte, en el que también se pone de manifiesto que los jóvenes y las personas con menos ingresos son los más partidarios de que lo usado se incluya entre los escaparates de las tiendas. Pero hasta ahora sólo internet y algunos 'minoristas tradicionales' afirma el informe ofrecen esta posibilidad.

Casi un cuarto de la población afirma que revenderá sus regalos

De hecho, a pesar de las nuevas oportunidades de compra barata, los españoles han reducido gastos esta Navidad en relación al año pasado. Cada hogar invierte, de media, unos 655 euros: 380 en regalos, 180 en comida y 95 en salidas. En 2009, el total ascendió a 735 euros.

Los encuestados también afirman practicar un 'consumo racional' porque 'creen que la situación económica todavía será delicada en 2011'. Por eso, los regalos útiles y baratos son los más buscados en estas fechas.Después están los viajes, los libros y el dinero en efectivo.

Además de las compras de productos de segunda mano, el Comercio Justo es otra alternativa para las compras de estos días. Este negocio cada vez está más en alza en España, aunque todavía no se llega a las cifras de otros países europeos. En España, el gasto medio anual por cada mil habitantes es de 350,6 euros (0,35 céntimos por persona), mientras que Holanda o Alemania es de 3,5 euros por persona.

Ropa y bisutería son algunas opciones de compra humanitaria

El informe también propone una solución a la tan temida cuesta de enero: revender alguno de los regalos recibidos. El 24% de los consumidores españoles se ha planteado esta posibilidad, frente al 26% de italianos y británicos o al 6% de los holandeses. Este dato 'refuerza la idea de que el consumidor quiere recibir regalos que se adecúen a sus necesidades'. La ropa y los zapatos son los obsequios más deseados por los españoles.

Lápices de Tailandia, puzzles de India o instrumentos musicales africanos son algunos de los productos que ofrece la tienda Setem, en Madrid. Setem es una federación de ONG que lucha desde finales de los años sesenta por una igualdad entre el Norte y el Sur.

Artículos de bisutería y ropa son otras de las opciones. Y, lejos de los prejuicios habituales sobre el precio de estos productos, los usuarios de este tipo de mercado aseguran no notar la diferencia de precio. En cualquier caso, 'a mí me compensa', afirma Begoña Serrano, una compradora habitual.

Además, comprando el sello Comercio Justo el consumidor colabora en la lucha contra la explotación infantil, la discriminación de la mujer, la desigualdad laborales en los países subdesarrollados e, incluso, contribuye a cuidar el medio ambiente. ¿Calidad? 'Yo siempre vengo a por azúcar y la diferencia en la calidad se nota', asegura Begoña.

Las tiendas de comercio justo cuentan también con comida y otros artículos para que el consumidor no sea solidario sólo en Navidad. 'Al estar hoy aquí has hecho felices a dos personas; al aceptar este regalo, haces felices a muchas más', reza una tarjeta especial para los obsequios de las bodas.