Público
Público

Crisis en servicios de emergencia EEUU afecta a muchos pacientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la situación de losdepartamentos de emergencias (DE) en Estados Unidos se labautizó "crisis nacional creciente" y un estudio demuestra queestá empeorando.

"Lo más preocupante" es que las personas que más atenciónde emergencia necesitan son las que menos probabilidades tienende recibirla a tiempo, señalan las doctoras Leora I. Horwitz yElizabeth H. Bradley, de la Escuela de Medicina de la YaleUniversity, en New Haven, Connecticut.

Las autoras registraron que sólo la mitad de los pacientesque necesitaban atención de emergencia, es decir que requeríanver a un médico en 14 minutos o menos, fue atendida en eseperíodo.

Para investigar las tendencias en los tiempos de espera, elequipo analizó datos de casi 540 millones de consultas en DE enEstados Unidos, entre 1997 y el 2006.

Los autores analizaron con qué frecuencia los pacientes encada categoría del "triage" recibían atención en el tiemporecomendado. Triage es un término tomado de la medicinamilitar; significa categorizar a los pacientes según laurgencia médica.

Los pacientes "en emergencia" necesitan atención en no másde 14 minutos, mientras que los pacientes "urgentes" puedenrecibirla en entre 15 y 60 minutos. Los pacientes"semiurgentes" deben recibir atención en dos horas y los "nourgentes" pueden esperar más.

En 1997, el 59 por ciento de los pacientes en emergenciarecibió atención dentro de los 14 minutos, a diferencia del 48por ciento en el 2006.

Para los pacientes urgentes, la probabilidad de recibiratención a tiempo pasó del 84 por ciento en 1997 al 76 porciento en el 2006.

Las personas con condiciones semiurgentes no tuvierondemasiada suerte en el tiempo; el 91 por ciento recibióatención en el tiempo indicado en 1997 y el 85 por ciento en el2006.

Los pacientes hispanos y afroamericanos fueron menospropensos que los blancos a recibir atención en el períodorecomendado y tener o no seguro de salud no modificó laposibilidad de recibir atención a tiempo.

En un editorial sobre el estudio, los doctores Renee Y.Hsia y Jeffrey A. Tabas, de la University of California en SanFrancisco, indican que el problema de la espera en el DE tieneque ser una preocupación de todo el sistema de salud.

"Lo más importante es que los DE son la única 'red deseguridad' verdadera en el sistema de salud, donde no se lespuede negar la atención a los pacientes", agregan.

Mientras que ninguna medida solucionará el problema, "lareforma de la atención promete un poco de ayuda", a la vez queapunta a mejorar los sistemas de información electrónicos delsistema de salud.

"El problema es grave y empeora. Debemos implementar variassoluciones en el ingreso a los DE, la atención y losresultados, junto con una gran reforma del sistema de salud. Sino, los pacientes seguirán esperando y esperando", indicaronlos editorialistas.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 9 de noviembre del2009