Publicado: 31.12.2013 12:37 |Actualizado: 31.12.2013 12:37

La crisis termina para la bolsa: sube un 21% en el año

La inyección de liquidez de los bancos centrales permite que los mercados bursátiles internacionales logren fuertes subidas en 2013. El Ibex 35 logra terminar con ganancias después de tres ejercicios en negativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La bolsa española da por terminada su particular crisis. El Ibex 35, el principal indicador del mercado bursátil que agrupa a las 35 mayores empresas y bancos, ha cerrado la última sesión del año en los 9.916 puntos. Supone un avance del 21,4% respecto del nivel con el que comenzó el año. La bolsa termina con ganancias después de tres años con un saldo negativo. El año 2009 la bolsa terminó con subidas (al alza anual del 29,8%), como reacción al pésimo 2008, tras el estallido de la crisis financiera provocada por la quiebra de Lehman Brothers. Luego, tres años consecutivos de pérdidas para los inversores en bolsa: caída del 17,4% en 2010; del 13,1%, en 2011; y del 4,7%, en 2012.

No obstante, la bolsa española termina lejos de los niveles de aquel 2009 (el Ibex cerró en los 11.940 puntos); y mucho más lejos de los años del boom. En 2007, el mercado español marcó su máximo histórico, y terminó el ejercicio en el nivel de los 15.182,30 puntos. La ganancia del 21% de este año convierte al mercado bursátil español en el segundo con mejor comportamiento en Europa, después de la bolsa alemana, que este martes ha hecho fiesta. El indicador Dax de la bolsa de Fráncfort termino 2013 el lunes con una subida superior al 25%.

La de este martes ha sido una sesión más corta por el Fin de Año y de escasa actividad con poco volumen de negociación. El mercado ha cerrado a las dos de la tarde (tres horas antes de lo que es habitual) al igual que en las bolsas de Londres, París, Amsterdam, Bruselas y Lisboa, mientras que Italia, Alemania y Suiza se mantendrán cerradas.  En esta última sesión, el Ibex ha avanzado un escaso 0,15%.

Los analistas vaticinaban para 2013 los que llamaban una "Gran Rotación" en los mercados, y así ha sido. Las bolsas europeas cierran su mejor año desde 2009 gracias a los bancos centrales, que han inyectado de liquidez a los mercados.  La Reserva Federal de EEUU ha mantenido sin cambio su política de tipos de interés cercanos a cero y con su programa de compra de bonos. Sólo la última reunión de la Fed, la de diciembre, ha introducido modificaciones, al recortar ligeramente la cuantía destinada a su programa de compra de deuda. En el caso del Banco Central Europeo, se han producido nuevos recortes de los tipos de interés, hasta el 0,5% o el 0,25%.

"España ha pasado de ser un país de riesgo a un destino preferente para la inversión", resumía el presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, en su discurso para evaluar el año, en el que ponía especial hincapié en que la inversión directa foránea se ha duplicado en este ejercicio, alcanzando cotas máximas en crisis. El año ha concluido con la mayoría de los valores en ganancias. Sólo cuatro compañías han cerrado 2013 en pérdidas: Bankia, Sabadell, Acciona y Viscofan. Los avances anuales más significativos se los han anotado Gamesa, que se ha catapultado cerca de un 300% en el último año, aunque pertenece al selectivo desde el pasado 23 de diciembre. Sacyr e IAG han sumado ganancias superiores al 100%, mientras que también han despuntado Amadeus (+60%) y FCC (+59%).

BBVA se ha consolidado como el mejor de los grandes valores, con un avance del 26%, seguido de Telefónica (+14%) y Repsol (+11%). Santander ha ganado alrededor de un 6%, mientras que Endesa no forma parte del Ibex desde el pasado 23 de diciembre, puesto que ha pasado a ocupar Bankia.

De cara a 2014, los expertos esperan que el Ibex mantenga su impulso hasta reconquistar los 11.000 puntos, tras ganar entre un 15% y un 20%. Esta revalorización podría llegar, según algunas estimaciones, hasta el 40% en los próximos dos o tres años. Todos los analistas coinciden en que las Bolsas han comenzado el ciclo alcista, aunque, según las zonas del mundo, este ciclo se encuentra en diferentes etapas.

En el mercado de renta fija, la prima de riesgo española medida por el diferencial del bono español a 10 años con su equivalente alemán ha cerrado en los 220 puntos básicos, y baja ostensiblemente desde finales de 2012, cuando rozaba los 400 puntos básicos.