Público
Público

La crisis y el IVA han cerrado 4.500 discotecas, bares y salas de conciertos

Según datos de los empresarios del sector, que se han manifestado este lunes frente al Ministerio de Hacienda de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los empresarios del sector del ocio nocturno han cifrado hoy en 4.500 las discotecas, bares de copas y salas de conciertos que han cerrado debido a la 'desesperada' situación que afrontan por la subida del IVA al 21%, unida a la crisis económica y al incremento de las tasas del alcohol.

En protesta por esta situación, representantes de la Alianza Empresarial por el Ocio y el Turismo ProNoche se han concentrado hoy frente al Ministerio de Hacienda en Madrid dentro de la campaña 'Salvemos la noche', iniciada en las redes sociales y en los locales de ocio, y que a partir de ahora iniciará una 'gira Live Tour' para trasladarse a las principales ciudades españolas.

Así, esta campaña que se desarrolla bajo el lema El 21 todos contra el 21%, tendrá su próxima convocatoria el próximo 21 de noviembre en Barcelona.

En la protesta de hoy, en la que los empresarios del sector han alertado de la gravedad del impacto de la subida del IVA y de 'la ruina y el colapso' de estos establecimientos, el grupo Ratio ha interpretado el himno de esta campaña de movilización, que en las redes sociales ha llevado a cabo un 'grito de silencio'.

Con pancartas en las que se leía 'Sin ocio y sin música no hay turismo en España' o 'La música es cultura', en el acto han participado el presidente de ProNoche, Javier Garmon; el de Noche Madrid, Pedro Serrano; el coordinador de la Asociación Estatal de Salas de Música en Directo, (Acces), Armando Ruah; y el gerente de la asociación La Noche en Vivo, Javier Olmedo, entre otros.

Según los empresarios, el 18 % de las 25.000 pymes del ocio y los espectáculos musicales han sido destruidas, lo que va a suponer la pérdida de más de 30.000 empleos juveniles en el sector hasta final de año.

Con respecto a la recaudación del IVA, consideran que su efecto ha sido que la actividad de las empresas y el consumo interno sigue cayendo 'y, en el caso del ocio, la cultura y los espectáculos se han desplomado completamente'.

También han calificado de 'demoledor' el balance en la cuenta de resultados de las empresas del sector, que ha tenido como consecuencia, en un ejemplo de una empresa saneada al inicio de la crisis con una facturación anual de 600.000 euros, una diferencia de ingresos de 50.000 euros anuales menos.

Esto ha supuesto 'la entrada en números rojos y el que las empresas del ocio y la cultura trabajen exclusivamente, en estos momentos, para recaudar el IVA para el Ministerio de Hacienda', aseguran.

'Si antes de la crisis los clientes pedían otra copa, ahora lo que te piden es otro hielo', ha bromeado Dick Anstad, propietario de la Sala Bogui Jazz de Madrid, quien ha recordado que entonces los escasos márgenes de beneficio de los espectáculos que ofrecen estas salas se soportaban con los beneficios de la barra, lo que ahora no ocurre.

No obstante, Anstad ha expresado la intención de las salas de seguir programando música, 'porque España se lo merece'.

Armando Ruah, responsable de la asociación estatal de salas de música, ha pedido que se aplique al sector el mismo IVA que el de la hostelería, de un 10 %, y ha recordado que estos locales son negocios 'absolutamente privados'.

Ruah ha dicho desconocer si este tipo de fiscalidad es un 'ataque directo a la cultura', aunque lo ha considerado 'sospechoso'.