Público
Público

Cristiano paga el peaje de su elevado precio

Las críticas por el discreto estreno blanco apuntan al portugués

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cristiano Ronaldo comenzó a pagar ayer su condición de fichaje más caro de la historia del fútbol. Carga con un cartel invisible que pone 96 millones de euros, y se le va a exigir en función de ello. Así, la valoración que, con excepciones, hace la prensa internacional del discreto estreno del Madrid, el lunes ante el modesto Shamrock irlandés (0-1) se resume en un titular: Cristiano decepciona, Benzema sorprende.

La agencia AP calificó el debut del portugués como 'fallido', criticando especialmente sus errores en los libres directos. La BBC, televisión pública británica, fue más condescendiente y resaltó 'los dramáticos cambios de ritmo que le hicieron [a Cristiano] ser Fifa World Player en 2008. The Times, en cambio, consideró como lo único notable de la actuación del portugués 'algunos trucos, unos pocos regates y un par de faltas tiradas'.

El Irish Times señala que 'el partido dio espectáculo a la grada, pero no el esperado, ya que la afición contaba con una exhibición de Cristiano y lo que se encontró fue un partido disputado en el que los locales tuvieron opciones de ganar'.

El brillo de Benzema, autor del único gol, no fue suficiente para quitarle los titulares a Cristiano. Casi todos hablan primero del luso y sólo al final glosan lo hecho por el delantero francés. La prensa inglesa dice que, 'menos presionado que su compañero, a Benzema se le vio suelto', e incluso alguno compara su actuación con la de Raúl, recalcando que esa partida también la ganó el francés.

El más volcado con Benzema fue un compañero suyo. Marcelo. El lateral brasileño le regaló los oídos diciendo que 'puede llegar a ser como Ronaldo [el brasileño]' y desveló una conversación con Van Nistelrooy en el banquillo en la que el delantero holandés bendecía al ariete proveniente del Lyon 'por la facilidad que tiene delante de la portería y en el remate' . Sus palabras llegaron después de un entrenamiento movido en el que Heinze y Michel Salgado mantuvieron un pique.

Más allá del partido, Cristiano sigue siendo admirado. Ferguson, entrenador del Manchester United, demostró que la marcha del futbolista no ha erosionado la buena relación cimentada durante los seis años de estancia del luso en el club inglés.

'Es el mejor jugador del mundo, muchas calles por delante de Kaká y Messi', aseguró el técnico escocés quien, además, no ve imposible que en un futuro Cristiano vuelva a vestir la camiseta roja del United. 'Puede volver, nunca se sabe. Algunas veces sucede. Él amaba al United', argumentó.