Público
Público

Cristina Fernández y Ben Ali elogian su amistad y apelan a una mayor cooperación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su homólogo tunecino, Zine el Abidin ben Ali, elogiaron hoy la amistad existente entre sus dos países y apelaron a una mayor cooperación entre los países del Sur.

La acogida oficial de la dirigente argentina, que llegó de madrugada a Túnez procedente de Argelia, se llevó a cabo al mediodía en el Palacio de Cartago, donde ambos estadistas pasaron revista a una guardia de honor y escucharon sus respectivos himnos nacionales.

Fernández agradeció en ese momento la hospitalidad de Túnez y los dos mandatarios mantuvieron una primera reunión de trabajo, que prosiguió esta tarde y que será seguida de una cena en honor de la ilustre huésped latinoamericana.

Tras la ceremonia de acogida, la presidenta argentina se reunió sucesivamente con el primer ministro, Mohamed Ghannuchi, y los presidentes de las dos Cámaras del Parlamento, Fuad Mebaza y Abdallah Kallel, con quienes intercambió opiniones sobre las relaciones bilaterales, según informaron fuentes políticas tunecinas.

Fernández tuvo ocasión de visitar los vestigios de las viejas civilizaciones púnica y romana, que dejaron sus huellas en Cartago, haciendo un alto con su comitiva en el anfiteatro y en los restos de las mansiones romanas que se construyeron sobre las ruinas de la época cartaginesa.

Por su parte, el ministro argentino de Tecnología y Ciencia, Lino Barañao, se reunió con su colega tunecino, Lazhar Bunoui, para preparar los textos de los acuerdos que serán firmados mañana por los dos jefes de Estado.

Según pudo saber Efe, estos acuerdos conciernen a la investigación científica, la agricultura, transferencias tecnológicas, educación e información.

La visita, en opinión de medios oficiales tunecinos, se inscribe en el marco de la promoción de las relaciones de amistad y de cooperación existentes entre los dos países, y en las perspectivas de diversificación.

Ben Ali visitó Buenos Aires en marzo de 1997 y el ex presidente Carlos Menem, que estableció relaciones personales con el mandatario tunecino, realizo sendas visitas oficiales a Túnez en 1991 y 1994, cuando afirmó que "aunque Túnez está lejos geográficamente, lo consideramos cerca de nuestros corazones".

En virtud del memorando que los dos gobiernos firmaron en noviembre de 1995 en Buenos Aires, los altos responsables de los dos países mantienen consultas políticas de manera regular sobre las relaciones bilaterales e internacionales.

En junio de 1977 se creó una comisión mixta de cooperación económica y técnica que concluyó sucesivamente tres convenciones en materia de cooperación judicial, comercial y penal.

Túnez desea reforzar la cooperación en diferentes sectores comerciales, la agricultura, inversiones, energía, turismo, transporte, tecnologías, cultura y educación, donde quiere contar con la experiencia del país sudamericano.

La balanza comercial bilateral no excede, sin embargo, los 150 millones de dólares anuales y es ampliamente deficitaria para la parte tunecina, que exporta por unos 19 millones de dólares, sobre todo fosfato y derivados. Marginalmente, Túnez vende a Argentina dátiles, textiles y sémola del típico plato magrebí llamado "cuscús".

"Políticamente entre Túnez y Argentina existe un entendimiento completo, pero económicamente no hemos llegado todavía al nivel al que todos aspiramos", dijo hoy un portavoz de Exteriores tunecino.

Las importaciones tunecinas abarcan una gama mucho más amplia que las ventas y conciernen a los productos agrícolas, carnes, derivados lácteos, soja y productos de las industrias mecánicas y eléctricas.

La estancia en Túnez de Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de una gira por el mundo árabe con marcado signo económico, tendrá su momento fuerte este miércoles durante el seminario empresarial que reunirá a unos 70 empresarios argentinos y un centenar de tunecinos.

Organizado por la Patronal tunecina y la embajada argentina, el seminario será abierto por la presidenta latinoamericana en la sede empresarial y se prevé que se celebre en dos tramos. El primero de ellos será la exposición de los aspectos esenciales de las dos economías y a continuación los empresarios mantendrán contactos individuales.

Bajo el título "Oportunidades de comercio, de negocios y de inversiones entre Argentina y Túnez", el seminario debe ser a juicio de la parte tunecina "una fuente de inspiración que abra senderos comerciales concretos".