Público
Público

Cristina Kirchner pide al papa mediación para conseguir un diálogo sobre las Malvinas

El Vaticano ha precisado tras la audiencia privada que han mantenido que es "natural" que la presidenta de Argentina y su séquito sean recibidos de manera diferente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Papa Francisco, que hasta su elección el pasado 13 de marzo era arzobispo de Buenos Aires, ha recibido a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en la que es la primera audiencia a un jefe de Estado. La mandataria ha pedido a Bergoglio que interceda para abrir un diálogo entre el Reino Unido y Argentina sobre el tema de las Islas Malvinas. 

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, invitó hoy a Jorge María Bergoglio a volver a Argentina, esta vez como papa Francisco, y él le contestó que le gustaría y que se trabajará para poder poner una fecha a este viaje. 'Tiene una agenda ya repleta, pero obviamente desea visitar Argentina', dijo Cristina Fernández tras la audiencia en el Vaticano.

La mandataria explicó que a su invitación el papa le comentó 'que lo consultará con sus colaboradores' y que 'trabajarán para poner una fecha a este viaje'.

El Vaticano, que en principio no ha dado detalles del encuentro, se ha limitado a decir que la recepción ha sido 'privada' y ha añadido que el encuentro de hoy es un 'gesto de cortesía y afecto' hacia la Jefa de Estado y al pueblo argentino. 'Se trata de un gesto de cortesía, de atención hacia Argentina y su presidenta', dijo el portavoz vaticano, Federico Lombardi, que precisó que es 'natural' que si viene la presidenta de Argentina, el país del Papa, la reciba de manera 'diferente' al resto las delegaciones que asistirán a la misa de inicio de pontificado, el 19 de marzo. El portavoz subrayó que no se trata de una visita formal o de Estado, sino un gesto de cortesía, de cariño hacia su tierra argentina.

Tras la recepción, Francisco y Cristina Kirchner han almorzado en la residencia de Santa Marta, donde se alojan los cardenales durante el cónclave y donde aún se aloja el Papa en estos días ya que no ha tomado posesión todavía de sus habitaciones en el palacio apostólico.

La reunión se produce después de que la relación entre el entonces arzobispo de Buenos Aires y los Kirchner haya sido bastante tensa en los últimos años, sobre todo tras la aprobación de las leyes sobre el aborto y el matrimonio homosexual. El entonces presidente Nestor Kirchner, fallecido en octubre de 2010, rompió la tradición que venía desde 1810 y decidió no asistir a la misa de Te Deum que cada 25 de mayo se celebra en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires por la Revolución de Mayo y prefirieron otros puntos del país.

La última reunión en privado entre Fernández de Kirchner y Bergoglio tuvo lugar en 2010. Cristina Fernández asistirá también mañana, 19 de marzo, a la misa de inicio del pontificado, a la que se espera acudan 150 delegaciones de países. El Papa Francisco tiene previsto recibir a los representantes de cada país al final de la misa, en el Altar de la Confesión, en el interior de la basílica de San Pedro.

La delegación argentina que acudirá a la misa estará compuesta por el ministro de Exteriores, Héctor Timerman; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez y el diputado radical Ricardo Alfonsín, además de representantes de la Conferencia Episcopal Argentina y representantes de varios partidos políticos argentinos. Fernández llegó ayer a Roma poco antes de las 16.00 hora local (15.00 GMT) a la zona militar del aeropuerto de Ciampino. Mientras que el ministro de Exteriores llegó el sábado a las 07.00 hora local (06.00 GMT) para poder participar en el primer rezo del Ángelus que celebró el domingo el papa Francisco.