Público
Público

El Cristóbal Colón chino

Bajo la dinastía Ming, el navegador Zheng He exploró entre 1405 y 1433 el sureste asiático, el Golfo Pérsico y África

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A los 9 años fue secuestrado por militares chinos, encarcelado y castrado. Su familia fue asesinada. Sin aquella tragedia, Zheng He quizá nunca se habría convertido en uno de los mayores navegadores y exploradores de la Historia.

Entre 1405 y 1433, Zheng He atravesó en siete ocasiones el Océano Índico y alcanzó tierras hasta entonces desconocidas tanto por los chinos como por los europeos, desde el sureste asiático hasta la costa oriental de África.

La historia de Zheng He fue tan mitificada por las autoridades que poco se sabe de su infancia. Además, la mayoría de la documentación que existía sobre su vida desapareció en un incendio en el siglo XVI.

Aun así, seis siglos después de sus viajes, Zheng He sigue encarnando la grandeza del imperio chino: en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín, el pasado agosto, varios bailarines portaban imágenes de juncos. Representaban la flota del navegante oriental.

Su historia fue mitificada por las autoridades y poco se sabe de él

Ma He era su verdadero nombre. Nació en 1371 en Yunán, al sur de China, hijo de un pastor y familiar de un comandante del emperador mongol Genghis Khan, quien dirigía entonces la región. Cuando las fuerzas de la naciente dinastía Ming la reconquistaron, todos los enemigos fueron asesinados, entre ellos su padre.

Un musulmán en la corte

En las representaciones actuales, Zheng He aparece alto y fuerte; fuentes oficiales lo describen con 'una frente ancha de un tigre' y la piel 'dura de una naranja'. Difícil de comprobar. Lo que sí se sabe es que era musulmán y castrado. Cuando fue preso, lo mandaron a la corte imperial como eunuco. Como 'símbolo de pureza', los eunucos debían ser castrados.

A diferencia de los portugueses, los chinos no colonizaron

Después, Ma He se convirtió en Ma Sanbao y en uno de los favoritos del emperador Yongle, quien ve la extensión de China como una prioridad. Sin nunca haber subido a un barco, Ma Sanbao es nombrado comandante de la flota imperial y en 1405 adopta el nombre de Zheng y parte hacia Indonesia. Siete viajes, organizados bajo tres emperadores distintos, lo convirtieron en el mayor marino del país.

Todos las expediciones parten de Nankín, al norte de Shanghai, y movilizan a unos 30.000 hombres a bordo de más de 250 barcos. Según los arqueólogos, los mayores buques superan los cien metros de largo la Santa María de Cristóbal Colón medía 30. La prioridad era abrir rutas comerciales y relaciones diplomáticas. De Somalia, Zheng He trajo una jirafa.

Zheng He falleció en 1433 mientras regresaba de su última misión. Su cuerpo fue arrojado al mar, aunque se alzó una lápida en Nankín. La cultura confucionista impulsó el aislamiento de China, aunque las actuales autoridades comunistas vuelven a ver en el explorador el símbolo de una expansión creciente. Su figura está presente en muchas ciudades del país, mientras mezquitas llevan su nombre.