Público
Público

Criticada por Obama, BP dice que está recogiendo más crudo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BP dijo el martes que ha aumentado de forma drástica la cantidad de petróleo que está recogiendo de la fuga de su pozo dañado en el Golfo de México, mientras que las autoridades estadounidenses quieren saber exactamente cuánto crudo se sigue vertiendo aún en el lecho marino.

Los precios de las acciones de BP cayeron casi un 5 por ciento en Londres después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, dijera que quería saber "qué traseros hay que patear" por el vertido de petróleo.

El mandatario dijo al programa "Today" de NBC News que si el consejero delegado de BP, Tony Hayward, trabajara para él, le habría despedido por su responsabilidad sobre el vertido, que ya lleva 50 días y se ha convertido en el peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.

BP ya se enfrenta a una investigación oficial y a varios juicios, después de la explosión del pasado 20 de abril de una plataforma petrolera que mató a 11 trabajadores y provocó el vertido.

Unos 190 kilómetros de línea costera se han visto afectados por la mancha negra, que amenaza a la lucrativa industria pesquera de la costa estadounidense del Golfo.

La petrolera británica dijo el martes que el día anterior había recogido unos 14.800 barriles de crudo, un 33 por ciento más que el domingo y la cifra más alta desde que la empresa instaló el nuevo sistema para contener el vertido la semana pasada.

El último sistema de BP para frenar la fuga implica una tapa de contención colocada sobre la tubería de donde sale el crudo en el lecho marino. En cuatro días se recogieron casi 42.500 barriles, según la firma.

"Seguimos optimizando la producción y asegurándonos de que capturaremos la mayor cantidad de petróleo de esa fuga que podamos", dijo en Washington el almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, a cargo de supervisar los esfuerzos de limpieza.

Allen dijo el lunes que ni BP ni el Gobierno saben cuánto crudo está saliendo del pozo. "Ésa es la gran incertidumbre hasta ahora", afirmó.

BP ha dado estimaciones conservadoras de flujo de crudo, que científicos y legisladores han tachado de ridículas. Incluso los cálculos del Gobierno de 12.000 a 19.000 barriles por día (bpd) parecen bajos, después de que Allen dijera que la firma quiere duplicar su captura de crudo a 20.000 bpd.

BP y el Gobierno han dicho que no habrá una solución definitiva hasta agosto, cuando termine la perforación de un pozo de alivio.

OBAMA RESPONDE A LAS CRÍTICAS

El vertido ha afectado a santuarios de vida salvaje en Luisiana y las islas frente a las costas de Misisipi y Alabama. Bolas de alquitrán han alcanzado las blancas playas de Florida, donde la industria del turismo de 60.000 millones de dólares genera casi un millón de empleos.

Un tercio de las aguas federales del Golfo, unos 200.000 kilómetros cuadrados, se mantiene cerrado a la pesca y la cifra de animales marinos y aves muertas o afectadas con el vertido va creciendo.

Meteorólogos en Estados Unidos han confirmado que parte de la fuga de crudo ha sido arrastrada por debajo de la superficie. Este tipo de contaminación produce la reducción de oxígeno del agua y amenaza vida marina como mejillones, cangrejos, anguilas y medusas.

Jane Lubchenco, administradora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), dijo en Washington que "La NOAA está confirmando la presencia de muy bajas concentraciones de petróleo bajo la superficie (marina)".

Obama, que se enfrenta a crecientes críticas por su respuesta al vertido que está provocando una catástrofe económica y ecológica en los estados del Golfo, se mostró más duro con BP en la entrevista con NBC y respondió a sus críticos.

"Yo estaba allí hace un mes, antes de que la mayoría de estos opinólogos estuviera siquiera prestando atención al Golfo", dijo.

"No me siento a hablar con expertos porque éste sea un seminario universitario. Hablamos con estas personas porque posiblemente tengan la mejor respuesta, así yo puedo saber qué traseros hay que patear", agregó.

Fadel Gheit, analista de Oppenheimer and Co, dijo que "no es coincidencia" que las acciones de BP, que han perdido casi un tercio de su valor desde que detonó la crisis, bajaran tras estos comentarios.

En Washington, lejos de la zona afectada, el aspecto político del vertido se mantenía intenso con otra audiencia parlamentaria para escuchar las explicaciones de BP y los involucrados en el vertido.

La comisión judicial del Senado celebraba el martes una audiencia titulada: "Los negocios riesgosos de las grandes petroleras: ¿Las recientes decisiones judiciales y límites de responsabilidad alentaron a una conducta corporativa irresponsable?".