Público
Público

Critican el plan electoral afgano al considerarlo insuficiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Afganistán informó de sus planes para las elecciones presidenciales que celebrará el 7 de noviembre en un anuncio que fue criticado como insuficiente para evitar el fraude, un día después de que un ataque de los talibanes contra personal de la ONU aumentara las preocupaciones por la seguridad.

La ansiedad por la seguridad y por una potencial repetición del fraude electoral ha aumentado frente a la segunda ronda de votaciones en el disputado proceso electoral afgano, que los talibanes han prometido desbaratar.

En el ataque más mortal contra Naciones Unidas en décadas, los extremistas causaron el miércoles la muerte de al menos cinco miembros extranjeros de la ONU, durante un ataque a una casa de huéspedes en Kabul.

Evitar una repetición del fraude que comprometió la primera vuelta electoral es otro gran desafío, después de que una investigación liderada por la ONU invalidara un porcentaje importante de los votos emitidos a favor del presidente Hamid Karzai en las elecciones realizadas en agosto.

El jefe interino de la Comisión Electoral Independiente de Afganistán (CEI) dijo que la elección continuará su curso como fue planeada, pero que esta vez contará con mayor número de centros de votación, gracias a las mejoras en seguridad.

"Estamos completamente preparados para celebrar la segunda ronda de la elección como fue programado", dijo a periodistas Zekria Barakzai.

Además agregó que esta vez habrá 6.322 centros de votación disponibles, en comparación a los 6.305 que estuvieron abiertos el 20 de agosto.

Un diplomático occidental comentó que el anuncio contradice sugerencias anteriores para reducir las probabilidades de fraude.

"El número de emplazamientos de votación que el CEI ha anunciado es tremendamente perturbador", dijo el diplomático.

"Es un número similar a la primera ronda y en las mismas ubicaciones y no parecen haber hecho ningún esfuerzo para tomar medidas duras contra intentos de fraude en el desempate", precisó.

Anteriormente, Naciones Unidas dijo que los centros de votación situados en áreas donde la participación fue baja en la primera vuelta debido a problemas de seguridad y donde se registró fraude, no deberían abrir.