Público
Público

Críticas al Banco de Inglaterra, al organismo regulador y al Gobierno británico por la crisis del Northern Rock

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Londres, 19 sep (EFE).- El Banco de Inglaterra, el organismo regulador Financial Service Authority (FSA) y el Gobierno británico son blanco de las críticas por su forma de actuar en la crisis del Northern Rock, que en sólo dos días perdió en bolsa un 50 por ciento de su valor tras recibir un crédito de emergencia.

Los reguladores habían instado al banco emisor a ofrecer ese crédito de emergencia semanas antes de que ése tomara finalmente esa medida, informa hoy el diario "Financial Times" (FT), pero el banco se negó en un principio por considerarlo "peligroso".

Sus motivos eran que enviaría al mercado financiero una señal equivocada y que animaría a los bancos a continuar ciertas prácticas arriesgadas en la concesión de créditos.

Otras críticas al Banco de Inglaterra son las de que no ha ayudado a potenciales compradores del Northern Rock cuando ya estaba claro que éste tendría problemas.

A su vez, la Financial Service Authority ha recibido críticas por tener una regulación excesivamente laxa que estimula el que bancos como el Northern Rock puedan enriquecerse vendiendo hipotecas baratas gracias al bajo precio del dinero.

La crisis ha sido aprovechada por la oposición conservadora para acusar al Gobierno laborista de no haber actuado antes a fin de garantizar los depósitos de los clientes de Northern Rock.

"La respuesta debía haber sido más rápida y clara. El ministro (de Economía) no tendría que haber esperado a ver las colas de pensionistas en las calles comerciales para decir algo", dijo Ken Clarke, que ocupó esa cartera durante el gobierno conservador.

El Northern Rock recuperó algo del terreno perdido este martes al subir el 8 por ciento en la Bolsa de Londres hasta las 3 libras por acción y esta mañana sus acciones volvían a subir poco más del 2 por ciento.

Mientras tanto, los accionistas de referencia creen que tras la crisis, la única opción que existe es vender el Northern Rock y hacerlo además cuanto antes, según el FT.

"La dirección tiene un mes como mucho para vender el negocio", dijo uno de los diez mayores accionistas de la entidad crediticia, quinta del Reino Unido por hipotecas concedidas.

Otros accionistas del banco creen que el Northern Rock no será independiente más allá del 2007.

Estos accionistas y los analistas creen que el valor de libro de la entidad podría estar entre las 2,50 y las 3,80 libras por acción, frente a las más de siete libras que llegaron a valer este mes o las 11,50 libras a que cotizaban sus títulos el marzo pasado.