Público
Público

Críticos de Rosa Díez promueven una candidatura alternativa

Exigirán una mayor "democracia interna" en el próximo Congreso de UPyD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sector crítico de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha decidido plantar cara a su portavoz actual, Rosa Díez, quien, salvo sorpresa mayúscula, revalidará su liderazgo en el congreso que la organización celebrará en Madrid los días 20, 21 y 22 de noviembre.

Militantes descontentos con la actual gestión presentarán esta misma semana ante la comisión electoral de la formación una candidatura alternativa a la de Rosa Díez, con el objetivo de promover una 'mayor democracia interna' en el partido y 'profundizar su capacidad organizativa'.

En estos términos se expresó ayer, en declaraciones a este diario, uno de los impulsores de la segunda lista, que prefiere mantener su anonimato ante 'posibles represalias' de la actual dirección.

El supuesto 'autoritarismo' con el que, según los críticos, Díez dirige la formación, provocó una crisis interna en UPyD durante el pasado verano. En julio, la dirección suspendió cautelarmente su afiliación a 14 militantes que mostraron su descontento con la gestión interna de la formación españolista a través de un blog. Semanas más tarde, otros treinta miembros, entre ellos uno de sus fundadores, Mikel Buesa, decidieron darse de baja de la organización tras denunciar la forma de actuar 'discrecional y autoritaria' de la dirección.

Aunque de momento prefiere no desvelar el nombre del afiliado que se disputará con Rosa Díez la dirección de UPyD, otra de las impulsoras de la lista alternativa explicó a Público que se trata de 'una persona de la coordinadora de Madrid muy válida y que ha luchado mucho por la organización desde que se fundó en 2007'.

Los afiliados díscolos exigirán que 'se echen para atrás los 14 expedientes abiertos en verano' y que todavía no han sido valorados definitivamente por la Comisión de Garantías del partido, así como que 'los militantes que se hayan ido puedan recuperar, al regresar, la antigüedad con la que se marcharon'.