Público
Público

Croacia concluye la negociación de acceso a UE, pero la supervisión continúa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para asegurar que Croacia entre bien preparada en la Unión Europea (UE), hasta esa fecha, previsiblemente el 1 de julio de 2013, el país adriático seguirá bajo la vigilancia de Bruselas, explicó a Efe el jefe de la delegación de la UE en Croacia, el belga Paul Vandoren.

Según el diplomático, Zagreb ha hecho sin duda muchos avances, pero tiene varios asuntos pendientes, y en algunos aspectos, como la reciente erupción de violencia homófoba contra la marcha del Orgullo Gay, no se muestra aún a la altura de los estándares europeos.

Los líderes de la UE, reunidos en el Consejo Europeo en Bruselas, han recomendado hoy la conclusión de las negociaciones de acceso de Croacia hasta fin de mes, y la firma del Tratado del Acceso entre Croacia y la UE hasta fin del año.

Se estima que el Tratado podría ser ratificado por el Parlamento Europeo y los 27 Estados miembros dentro de un año y medio, y que Croacia podría entrar en la UE a mediados de 2013.

La supervisión que estará en vigor hasta entonces prestará especial atención a la reforma de la Justicia, la lucha contra la corrupción y la criminalidad organizada, así como el respeto de los derechos fundamentales, a pesar del hecho de que la Comisión Europea considere que los procesos positivos ya son irreversibles.

"La Comisión, no obstante, seguirá muy de cerca todo el desarrollo ulterior en la lucha contra la corrupción, especialmente tratándose de resultados concretos, lo que significa investigaciones, juicios y sentencias judiciales eficientes, efectivos e imparciales", subrayó Vandoren.

El informe sobre el progreso del país balcánico, previsto para octubre, será una primera oportunidad para considerar el cumplimiento de esos compromisos, señaló el representante europeo.

Un grupo especial de problemas son los que se derivan de la guerra (1991-1995), como el procesamiento de crímenes de guerra, el retorno de los refugiados serbios y los derechos las minorías.

"Croacia debe asegurar el procesamiento adecuado de todos los crímenes todavía no investigados", advirtió el representante europeo.

Recordó que el Ministerio de Justicia ha adoptado una estrategia de procesamiento de los crímenes de guerra, acompañada de los planes operacionales del fiscal estatal y del Ministerio del Interior.

"Adicionalmente la legislación ha sido modificada para asegurar la competencia exclusiva de cuatro tribunales especializados en crímenes de guerra para todos los nuevos casos y para facilitar el uso de la evidencia accesible del Tribunal Penal Internacional para crímenes de guerra en la ex Yugoslavia (TPIY)", señaló.

Respecto al retorno de los refugiados serbios a sus hogares y su alojamiento, Croacia ha avanzado, pero debe aún hacer esfuerzos para responder a las solicitudes de todos los que desean retornar.

"Además, son necesarias más acciones concretas para mejorar el clima de reintegración de los que retornan en las comunidades locales. Así, el empleo de las minorías en la administración pública es un instrumento clave para su integración", dijo el diplomático.

La violencia desatada por miles de homófobos contra la Marcha del Orgullo Gay, celebrada el pasado 11 de junio en la ciudad croata de Split, reveló una Croacia poco europea.

"Los acontecimientos de Split no debieron haber ocurrido. El respeto de todos los derechos humanos forma parte de los valores básicos de la UE, que Croacia también debe respetar", comentó Vandoren.

El embajador europeo no cree que la difícil situación económica en Croacia, que muy lentamente se está recuperando de la recesión y no logra frenar el paro, afecte a la economía en la UE.

"La población de Croacia es menos del uno por ciento de la población de la actual UE. Su comercio representa cerca de un 0,105 por ciento del comercio mundial. El mercado croata está ya en gran parte integrado en el mercado de la UE", destacó.

Vesna Bernardic