Público
Público

CRONOLOGIA-El arduo camino del Estatut hasta la sentencia del TC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debate en el Tribunal Constitucional sobre el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Partido Popular contra el Estatuto de Cataluña probablemente pasará a la historia española como uno de los más arduos y extensos.

A continuación, los principales acontecimientos desde la aprobación del Estatuto en el Parlamento de Cataluña hasta la comunicación de la sentencia por el Tribunal Constitucional:

* 30 DE SEPTIEMBRE DE 2005: El Parlamento de Cataluña aprueba la reforma de su Estatuto de Autonomía para sustituir al que estaba en vigor desde 1979, en un proyecto que, entre otras cosas, define la región como una nación, uno de los puntos que creará más polémica.

El nuevo Estatuto, el tercero para Cataluña, fue aprobado con los votos a favor de 120 parlamentarios, todos salvo los 15 del Partido Popular, que votaron en contra.

compuesto por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) - llegaran a un acuerdo con Convergencia i Uniò (CiU) en dos cuestiones en las que discrepaban: la financiación y la laicidad de la educación pública.

frente al texto aprobado en 1979 que la definía como "nacionalidad" -, el texto recoge el derecho de autodeterminación, el deber de conocer el catalán y establece que la región juegue un papel en las relaciones con la Unión Europea en los asuntos que afecten a sus competencias o intereses.

En cuanto a la financiación, establece que la Generalitat tendrá capacidad normativa y responsabilidad fiscal sobre todos los impuestos estatales recaudados en Cataluña, así como sobre la participación en sus rendimientos, mientras que parte de los impuestos se traspasarán al Estado para la financiación de sus servicios y competencias.

* 3 DE NOVIEMBRE DE 2005: El Congreso de los Diputados admite a trámite el proyecto de reforma del Estatuto, por 197 votos a favor, 148 en contra (todos del Partido Popular) y una abstención.

El Gobierno alcanza un acuerdo sobre el Estatut con tres de los cuatro partidos catalanes que respaldaron el texto en el parlamento regional: CiU, PSC e ICV. ERC considera inaceptable el acuerdo.

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados constituye la ponencia del Estatuto de Cataluña, integrada por 22 diputados parlamentarios catalanes, e impone un plazo de un mes para redactar el dictamen del nuevo texto autonómico.

El Congreso de los Diputados aprueba la reforma del estatuto de autonomía de Cataluña, con 189 votos a favor y 154 en contra.

Los diputados del PSOE, CiU, PNV, IU-ICV, CC-NC y BNG se pronunciaron a favor en una votación nominal en la que cada parlamentario expresó públicamente su voto.

El PP y ERC votaron en contra y hubo dos abstenciones, la del diputado de la Chunta Aragonesista (CHA) José Antonio Labordeta y la de Uxue Barkos, de Na-Bai.

ERC justificó su voto negativo en que las modificaciones introducidas en el Congreso habían diluido el texto.

El entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, lo define como el estatuto "más amplio" de los últimos tres siglos.

El Partido Popular presenta en el Congreso de los Diputados más de cuatro millones de firmas para pedir al Gobierno que someta el nuevo Estatuto catalán a referéndum en todo el país, ya que, según sostiene, modifica aspectos esenciales de la Constitución.

La comisión general de las Comunidades Autónomas del Senado rechaza el veto del PP a la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña, que sólo fue respaldado por los senadores del PP y los representantes de los populares en la delegación del Parlamento catalán.

El entonces líder de ERC Josep Lluis Carod-Rovira mantiene que su grupo pedirá el voto nulo en la consulta.

La ejecutiva nacional de Esquerra Republicana de Catalunya cambia de postura y aprueba una resolución que opta por el voto negativo en el referéndum sobre el Estatuto.

Carod-Rovira alega que el rechazo a la reforma estatutaria es un "sí" a una Cataluña mejor y al texto aprobado en septiembre del año anterior en el Parlamento catalán.

El Pleno del Senado aprueba el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña con 128 votos a favor, 125 en contra y seis abstenciones - de ERC, Eusko Alkartasuna (EA) y Partido Aragonés (PAR).

El Pleno del Congreso de los Diputados rechaza la proposición no de ley del Partido Popular en la que se instaba al Gobierno a convocar un referéndum en todo el Estado sobre la reforma del Estatut.

La iniciativa contó con el rechazo de todos los grupos parlamentarios, excepto el Partido Popular.

La ciudadanía catalana respalda en un referéndum la reforma del Estatuto de Cataluña con casi un 74% de los votos, en una jornada electoral marcada por la alta abstención, ligeramente superior al 50%.

El Partido Popular presenta un recurso contra el nuevo Estatuto ante el Tribunal Constitucional, que afecta a 114 artículos y 12 disposiciones y tiene más de 400 folios, y expresa que su objetivo es defender la Constitución y los derechos de los ciudadanos.

Según el PP, el texto incluye ocho puntos que vulneran la constitucionalidad: la utilización del término "nación" para Cataluña, el tratamiento de la lengua catalana, la distribución de las competencias, el establecimiento de derechos y libertades que diferencian a los catalanes del resto de españoles, la regulación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el principio de bilateralidad, la regulación de las relaciones internacionales y el sistema de financiación.

Durante este año se admiten a trámite otros seis recursos de inconstitucionalidad contra el Estatut: del Defensor del Pueblo y de las Comunidades de Murcia, Baleares, La Rioja, Comunidad Valenciana y Aragón.

El Tribunal Constitucional comienza el debate sobre el recurso presentado por el PP, el primero que los siete que deberá resolver.

El pleno del TC vota por primera vez un borrador, el quinto, que es rechazado tras tres días de deliberación. Este mes el presidente de la Generalitat, José Montilla, pide al Constitucional que se declare incompetente y exige que se revise la ley para evitar que los magistrados sigan en el cargo una vez caducado su mandato.

Tras el fracaso de la sexta ponencia del Estatut por parte de un juez conservador, la presidenta del TC, María Emilia Casas, asume la labor de redactar una nueva ponencia. El tribunal rechaza declararse incompetente, como pedía la Generalitat

El Tribunal Constitucional avala la mayor parte del Estatuto de Cataluña, declarando nulos una quincena de artículos y restando validez jurídica al término que define a Cataluña como nación en el preámbulo del texto.