Público
Público

La Cruz Roja confirma que mantiene un "diálogo confidencial" con las FARC para liberar a Betancourt

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) mantiene un "diálogo confidencial" con diversos niveles de la guerrilla de las FARC para tratar de lograr la liberación de la franco-colombiana Ingrid Betancourt y otros rehenes, confirmó hoy un portavoz.

"Hasta el día de hoy, no hemos recibido ninguna petición de las FARC para participar en una posible liberación de Ingrid Betancourt", dijo, sin embargo, el portavoz de la organización en Colombia, Yves Heller, en Ginebra, donde presentó hoy el Informe anual 2007 sobre la situación humanitaria en ese país.

Heller insistió ante los periodistas en la necesidad de ser "muy cautos" y "prudentes" en torno a todo lo que rodea la situación y las gestiones para liberar a la ex candidata presidencial colombiana, que seis años después de ser apresada como rehén se encontraría al borde de la muerte, según medios colombianos y la familia de Betancourt.

Acerca de este extremo, Heller dijo no tener información sobre el estado de salud de Betancourt por el hecho de que "nunca hemos podido visitarla" en su lugar de reclusión en la selva, aunque reconoció que el CICR está "muy preocupado" sin especificar detalles.

Heller también afirmó que el CICR "no ha recibido hasta ahora ninguna petición de las FARC" para participar en la misión humanitaria que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha decidido enviar a Colombia para tratar de llegar hasta Betancourt, y que incluye a un médico.

"Con Francia -como con los otros "países amigos" (España y Suiza) estamos manteniendo contactos y hemos ofrecido, para esta misión, nuestros buenos oficios", dijo, teniendo en cuenta "la experiencia" de la Cruz Roja en anteriores liberaciones, así como su reputación de neutralidad.

Sin embargo, insistió en que es "muy pronto" para poder especular sobre cualquier tipo de detalles respecto a la logística de una posible operación de liberación.

Preguntado acerca de los canales por los que el CICR está dialogando con las FARC, el portavoz insistió en que se trata de "contactos confidenciales a distintos niveles" del organigrama de la guerrilla.

Afirmó que la última vez que pidieron a las FARC la liberación de Betancourt fue "hace unos meses" este año, pero insistió en que incluso sobre la fecha de estos contactos es necesario mantener la mayor discreción.

No quiso entrar en detalles sobre los interlocutores del CICR en las FARC, pero señaló, a preguntas de los periodistas, que la muerte de Raúl Reyes, portavoz internacional de esa guerrilla, en una operación del Ejército colombiano el pasado 1 de marzo, no ha interrumpido el diálogo.

La situación de los rehenes de la guerrilla es sólo uno de los aspectos de la crisis humanitaria colombiana, recordó Heller, quien destacó que el masivo desplazamiento de personas debido al conflicto es un verdadero drama que no despierta el interés mediático, según constata el Informe 2007 del CICR.

Durante 2007, el CICR en Colombia ayudó a más de 66.000 desplazados en ese país, unas 15.000 familias, de las cuáles, más de la mitad eran menores de 18 años.

Sobre las causas de los desplazamientos, el CICR señala que el 58 por ciento se deben a haber recibido amenazas de muerte, y otro 11 por ciento porque se les había presionado para que cooperaran con los grupos armados.

Un 9 por ciento declaró haber recibido amenazas de reclutamiento forzado en un grupo armado, y un 5 por ciento huyó a raíz de enfrentamientos registrados cerca de donde vivían.

Además, el CICR ayudó en 2007 a 2.500 personas que habían recibido amenazas, a refugiarse en lugares más seguros.