Público
Público

La Cruz Roja pide más fondos para las zonas olvidadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Cruz Roja pidió el jueves 710 millones de euros para sus programas de ayuda en guerras a menudo olvidadas por otras organizaciones humanitarias, como algunas de zonas de Sudán, Somalia e Irak.

Jakob Kellenberger, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), dijo que confiaba en que los países donantes responderían a la petición de ayuda récord para 2009 a pesar de la profunda crisis financiera mundial.

"La mala situación económica y financiera, así como las perspectivas, son especialmente difíciles para todas aquellas personas que ya son vulnerables por los efectos combinados de la guerra, los desastres naturales y el difícil acceso a la comida", dijo en rueda de prensa.

La petición cubre los programas del CICR en 80 países, donde ofrece asistencia de emergencia y supervisa las condiciones de detención de los prisioneros en los conflictos armados.

Sudán, incluida la problemática región de Darfur, va a seguir siendo la mayor operación humanitaria del CICR en 2009, con una partida de 66,7 millones de euros, seguido por Irak con 60,5 millones de euros.

La Cruz Roja intenta impulsar también sus programas en varios de los lugares más peligrosos del mundo, incluyendo Afganistán, Pakistán y la República Democrática del Congo.

"Siete de nuestras 10 principales operaciones están de hecho en áreas donde otras organizaciones humanitarias no tienen acceso o lo tienen muy limitado", dijo Kellenberger.

dos tercios más que este año - y poder alimentar a 500.000 personas que luchan por sobrevivir a la violencia en el país.

Las condiciones de seguridad han mejorado en Irak, donde el CICR visita actualmente a 25.000 prisioneros en centros de detención, aunque no siempre tiene garantizado el acceso a los detenidos, repartidos entre las fuerzas de la coalición de EEUU (16.000 presos), las autoridades iraquíes y las autoridades kurdas en el norte del país.

Miembros del CICR han llevado a cabo 40 visitas a la prisión militar de Guantánamo desde su creación en 2002, según Kellenberger, un antiguo diplomático suizo que dirige la organización desde el 2000.

Unos 255 sospechosos siguen allí, la mayoría tras pasar años retenidos sin cargo alguno.

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, ha prometido cerrar el centro del enclave cubano cuando asuma su cargo en enero.

"Nuestra principal preocupación no es cuándo se va a cerrar. Nuestra máxima preocupación es que la gente allí detenida sepa cuál va a ser su destino", dijo Kellenberger.