Público
Público

La cruzada de los obispos enfrenta a los políticos

El PP exige a los socialistas que respeten la libertad de expresión de la Iglesia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayer, el PP se alineó una vez más con la Iglesia en la batalla que la institución está llevando a cabo contra la reforma de la ley del aborto que promueve el Ejecutivo socialista. Los conservadores pretendieron llevar el debate al terreno de la libertad de expresión. Javier Arenas, presidente del PP andaluz, exigió al PSOE que 'respete' la libertad de la Iglesia para manifestarse contra el aborto, ya que se trata de un asunto de 'sensibilidad humana y sentido común'.

La secretaria de Organización socialista, Leire Pajín, replicó al PP en Sevilla y centró la polémica en las relaciones de las confesiones religiosas con el Estado. Así, reclamó a la Iglesia Católica 'que no confunda política con religión', lo cual sería 'un error', ya que las decisiones sobre las leyes 'se toman en el Parlamento por la soberanía popular' y por quienes han sido 'votados por los ciudadanos'.

Pajín agregó que el PSOE 'siempre ha mantenido un profundo respeto a las religiones y a sus manifestaciones', porque ofrecen un 'aporte cultural importante en Andalucía y en toda España'.

Casi todas las diócesis españolas acogerán hoy vigilias en defensa de la vida. La que se presume más numerosa se celebrará a las siete de la tarde en la catedral madrileña de La Almudena, presidida por el cardenal Rouco. A la misma hora, el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, presidirá otra oración contra el aborto en su diócesis. Blázquez criticó ayer duramente el proyecto de reforma, 'un retroceso en humanidad y civilización'. 'El aborto constituye la eliminación deliberada de un ser humano débil e inocente', remachó.

Más duro aún fue el arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián, quien trató de dar la vuelta a la tortilla y acusó a los partidos políticos de 'injerencia en las instituciones religiosas' por mostrar su opinión acerca de la campaña de la Iglesia. Sebastián solicitó el voto en mayo de 2007 para la extrema derecha, apoyó a Falange Española de lasJONS o a Alternativa Española. 'Son dignos de consideración y de apoyo', afirmó. El emérito de Pamplona llamó a la movilización de los católicos frente al aborto: 'Tienen que pasar a una actitud activa'.