Público
Público

El CSN ve más seguro tener un único almacén de residuos que la actual dispersión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, está convencida de que sería "más seguro" construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para los residuos radiactivos de las centrales nucleares que no hacer nada y mantener su depósito en cada una de las instalaciones.

Martínez Ten ha subrayado la capacidad científica y tecnológica de España para construir una instalación de esas características, y ha apuntado que sería "una irresponsabilidad" no afrontar la adecuada gestión de los residuos de media y de alta actividad (cuya actividad perdura durante miles de años).

La máxima responsable del organismo regulador de la seguridad nuclear ha repasado en una entrevista con EFE algunos de los asuntos de actualidad en esta materia, como los sucesos acaecidos en la central nuclear de Ascó I o la construcción del Almacén Temporal Centralizado.

Se ha referido, además, a la actual crisis, y ha advertido que aunque algunos sectores y empresas atraviesen problemas como consecuencia de la situación financiera internacional, los costes de mantenimiento, las inversiones y la formación del personal de las centrales nucleares se deben mantener.

"Lo que hemos hecho es hablar con las empresas y decirles que queremos que se garanticen todas las inversiones que sean necesarias, independientemente de que no estemos pasando un momento económico favorable", ha aseverado Martínez Ten.

Respecto al futuro almacén que deberá albergar los residuos radiactivos de media y alta actividad, la presidenta del CSN ha subrayado la experiencia ya acumulada en España gracias a la existencia de un almacén (el de El Cabril, en Córdoba) para los residuos de baja actividad.

Martínez Ten ha subrayado que éste es un centro "modélico" y tecnológicamente "seguro", y que ahora "el deber" de las administraciones es solucionar la gestión de los residuos de media y alta actividad, porque además los residuos que generó el desmantelamiento de Vandellós I están depositados en Francia y deben retornar a España antes de 2011.

El Consejo de Seguridad Nuclear ha analizado el modelo tecnológico propuesto por la Empresa Nacional de Residuos (ENRESA), antes de que el Gobierno elija el emplazamiento para esta instalación, momento en el que el CSN deberá volver a evaluar las condiciones de seguridad del lugar designado.

Al analizar lo ocurrido en la central nuclear de Ascó (Tarragona), la responsable del CSN ha valorado el trabajo que hizo el organismo que preside hasta garantizar que no había trabajadores ni personal ajeno al mismo afectado por la fuga de partículas radiactivas.

Martínez Ten ha insistido no obstante en que el titular de la planta (la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II, participada por Endesa e Iberdrola) "no procedió como debía" y que por ello el CSN ha propuesto al Ministerio de Industria una sanción -que podría superar los veinte millones de euros- por cuatro faltas graves y dos leves.

Ha subrayado que se trataría de la sanción económica más elevada impuesta a una central nuclear en España, y que para proponerla el Consejo ha tenido en cuenta el régimen sancionador previsto en la nueva Ley que regula el funcionamiento del Consejo de Seguridad Nuclear.

Carmen Martínez Ten ha reconocido que el organismo que preside es sobre todo conocido por la labor de supervisión que ejerce sobre las centrales nucleares, pero ha destacado que la mitad de los recursos económicos y personales se dedican al control, al licenciamiento y el seguimiento de instalaciones en las que se producen radiaciones ionizantes.

Ha observado en ese sentido que en España existen doscientos aceleradores lineales para curar el cáncer o 30.000 aparatos de rayos X que requieren un control "sistemático", o que el CSN debe vigilar también las fronteras para evitar la entrada de materiales radiactivos peligrosos "con intenciones maliciosas o con fines comerciales".

La presidenta del Consejo ha valorado los avances médicos o industriales que se han conseguido gracias a la tecnología nuclear, y la importancia de controlar esas instalaciones hasta que están en desuso y convenientemente almacenadas.