Público
Público

Cuatro detenidos en la República Dominicana por extorsionar a Bisbal

Se les acusa de intentar difundir de forma clandestina las maquetas del cantante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía de la República Dominicana ha permitido detener a cuatro personas que intentaron extorsionar a David Bisbal, impidiendo también la difusión clandestina de las maquetas del cantante.

Éste ha agradecido la operación de la Guardia Civil y de la policía dominicana porque 'podía tirar por tierra todo el trabajo' de su nuevo proyecto discográfico.

Los arrestados sustrajeron información de una cuenta de correo electrónico que Bisbal utilizaba para sus relaciones profesionales con su productora discográfica.

Según informó Interior, los acusados se enfrentan a delitos de extorsión, chantaje y apoderamiento de cuentas de correos electrnicos. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de noviembre, cuando el artista denunció recibir mensajes anónimos amenazantes en su e-mail en los que se le reclamaba una elevada cantidad de dinero a cambio de no divulgar la información encontrada en el correo electrónico.

Después de que el extorsionador revelara pequeños detalles confidenciales en estos correos y de que Bisbal denunciara los hechos ante los Juzgados de Almería, los investigadores pudieron verificar que la cuenta había sido 'usurpada' por un usuario anónimo, que habría estudiado a la víctima 'mediante técnicas de ingeniería social, es decir, el estudio del perfil de la víctima y la utilización del engaño'.

Tras identificar las conexiones y los mensajes amenazantes, los agentes encontraron su origen en la República Dominicana, momento en el que se pusieron en contacto con las autoridades policiales de dicho país y viajaron hasta allí para coordinar el operativo.

Los extorsionadores requirieron el pago de diversas cantidades de dinero, fijando sucesivos ingresos en cuentas bancarias de distintos países para así dificultar su control.

Las pesquisas permitieron establecer un nexo común entre los lugares desde los que se realizaron las conexiones a Internet y alguna de las cuentas bancarias destinatarias del dinero. La operación se saldó con la identificación de cuatro sospechosos de una misma organización, que fueron posteriormente detenidos y a los que se les incautó sus equipos informáticos y la información sustraída al cantante, que se encuentra bajo control judicial.