Publicado: 01.04.2014 15:22 |Actualizado: 01.04.2014 15:22

Cuatro fotoperiodistas denuncian las agresiones de la Policía el 29-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios periodistas fueron golpeados por los agentes antidisturbios de la UIP el pasado sábado, tras la movilización de Jaque al Rey frente al Congreso, mientras grababan y fotografiaban la detención de una persona, que también había estado cubriendo los hechos como informador y que se identificó como prensa mientras era esposado. Cuatro de los periodistas agredidos han anunciado este martes en rueda de prensa que denunciarán estos hechos ante la Justicia.

Y no les faltan pruebas: además de los partes de lesiones, cuentan con sus propias grabaciones, y las de otros compañeros, que muestran claramente cómo los agentes les golpean estando ellos perfectamente acreditados e identificados como prensa. De esta forma, la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV) denuncia un "contexto sostenido" de violencia de las fuerzas del orden contra periodistas.

Los hechos ocurrieron al lado de la Plaza del Reina Sofía, cercana a la estación de Atocha, hasta donde la Policía había estado empujando a los manifestantes. Varios agentes comenzaron a perseguir a un periodista que, según su versión, trató de evitar que continuaran empujando a una compañera con la que estaba en ese momento. Varios fotógrafos les siguieron. "Hasta ese momento habíamos trabajado con normalidad y nos llevaban viendo durante toda la manifestación", explica Gabriel Pecot, uno de los fotoperiodistas freelance agredidos. "Yo estaba a varios metros haciendo un foto, respetando la distancia, cuando me golperon por detrás y caí al suelo", añade, asegurando, como se ve en las imágenes, que iba perfectamente acreditado.

"No me podía mover del suelo. Mis compañeros intentaron venir a socorrerme y los agentes empezaron a golpearles también a ellos. Y en el forcejeo vuelvo a recibir golpes". Al final, los UIP, que además no llevaban visible el número de identificación obligatorio, dicen que se vayan, o seguirán golpeándoles. Los cuatro periodistas tuvieron que recibir asistencia médica. Con el parte que acredita los golpes, el propio Pecot, Juan Ramón Robles, Mario Munera y Rodrigo García, han presentado este martes una denuncia en los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid.

"Lo que pasó el 29 es una agresión más que encuadramos en un contexto más amplio y sostenido", ha asegurado Pecot. En este sentido, el fotoperiodista José Luis Cuesta ha recordado cómo se han vivido situaciones de esta índole en muchas ocasiones anteriores. "Da igual que llevemos chaleco o no, que además no es obligatorio", ha asegurado, recordando que "además cualquier ciudadano tiene derecho a informar". "Cuando quieren que no estemos en un sitio, se encargan de echarnos por cualquier medio", como ya ocurrió en el desalojo de la acampada de la Puerta del Sol en el primer aniversario del 15-M.


 

La Federación de Sindicatos de Periodistas ha asegurado que estos hecho suponen un "salto cualitativo en la actitud obstruccionista que algunos agentes mantienen cada vez con más frecuencia contra los fotoperiodistas durante las protestas de la ciudadanía en la calle" y ha exigido a la Delegación del Gobierno en Madrid que abra una investigación y adopte las medidas necesarias para que no se repitan conductas de este tipo. "El incremento de las agresiones a los fotógrafos viene registrándose a la vez que han aumentado las protestas contra las políticas del Gobierno. Es preocupante que el Ministerio del Interior haya elaborado un anteproyecto de reforma de la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana que ha sido rechazado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y por otros organismos, porque lo consideran anticonstitucional y contrario a derechos de la ciudadanía como el de la libre expresión y manifestación", añade la FeSP en un comunicado. Y, además, recuerda que los policías no pueden exigir a los periodistas y fotoperiodistas un carné oficial, como hacen con frecuencia, porque en España no está regulada por ley esta profesión y, por tanto, no existe ese carné.

La propia OSCE ha expresado su preocupación por la "violencia e intimidación por parte de policías contra periodistas" y ha instado al Gobierno a abrir una "investigación en profundidad sobre estos ataques". "Cualquier intento de intimidar o atacar a periodistas es una clara violación del derecho a la libertad de los medios y no puede tolerarse", ha dicho la representante para la Libertad de Prensa de este organismo, Dinja Mijatovic. Y también la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha condenado los hechos y pedido una investigación.

Y en la rueda de prensa, los perioidstas han querido dejar claro que: "Sin libertad de prensa, no hay democracia".