Público
Público

Cuatro legisladores británicos, acusados de gastos excesivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía acusó el viernes a cuatro legisladores británicos de presentar falsas declaraciones en un caso de supuestos abusos en el sistema de gastos parlamentarios.

Los cargos son el último giro en un escándalo por los gastos de políticos, que ha afectado negativamente tanto al partido laborista, en el poder, como a grupos conservadores de la oposición frente a las elecciones generales previstas para junio.

"En cuatro casos hemos concluido que hay suficientes pruebas para presentar acusaciones penales y que es de interés público acusar a los individuos implicados", dijo en un comunicado televisado el director de procesos judiciales públicos, Keir Starmer.

Los cuatro legisladores son los laboristas de la Cámara de los Comunes Elliot Morley, David Chaytor y Jim Devine, y Paul White, conocido como Lord Hanningfield, miembro conservador de la Cámara Alta de los Lores.

Morley es ex ministro de Medio Ambiente. Afronta dos acusaciones por declaraciones falsas de gastos hipotecarios. Chaytor se enfrenta con tres cargos por declaraciones falsas, mientras que Devine tiene ante sí dos acusaciones por afirmaciones basadas en facturas falsas.

La cadena de televisión BBC informó de que tres de ellos emitieron un comunicado conjunto negando los cargos y prometiendo "defender nuestra postura con firmeza".

Por otra parte, White afronta seis acusaciones centradas en varias declaraciones de gastos por alojamiento en Londres, cuando hay documentos que muestran que regresó a su casa y no pasó la noche en Londres. El legislador no pudo ser contactado de forma inmediata para obtener comentarios.

Está previsto que los cuatro acusados comparezcan en el tribunal el 11 de marzo. De ser condenados, se enfrentarían con una sentencia máxima de siete años en prisión.

El escándalo por gastos excesivos estalló el año pasado, cuando salieron a la luz en varios periódicos detalles de varias declaraciones que incluían, entre otros, gastos de papel higiénico o una casa para patos, y que causaron la indignación del público y pusieron fin a varias carreras políticas.