Publicado: 24.04.2014 12:29 |Actualizado: 24.04.2014 12:29

Cuatro mareas ciudadanas volverán a las calles de Madrid este sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mantienen sus reivindicaciones, pero comparten camino. Este sábado, cuatro mareas ciudadanas volverán a confluir en una "Marea Multicolor" que recorrerá las calles de Madrid a partir de las 18:30 horas del sábado para exigir al Gobierno que escuche sus exigencias.

En palabras de Carmen Esbrí, de la Marea Blanca, "hablamos de un contexto en el que todos estamos metidos". Junto a ella, los representantes del resto de colectivos que participarán en la reivindicación expresan sus diferentes reivindicaciones particulares, pero todos coinciden en varios puntos: el rechazo a los recortes del Gobierno, la defensa de los servicios públicos y la necesidad de recuperar "los derechos arrebatados".

"Sin Educación no hay Ciencia. Sin Ciencia no hay Sanidad. Sin Educación, Ciencia y Sanidad, no hay Servicios Sociales", es el lema escogido para la movilización del próximo 26 de abril.

En una rueda de prensa celebrada a las 11.00 en la sede de las Asociaciones Vecinales de Madrid, los cuatro han hecho hincapié en la importancia de unirse en estas reivindicaciones para lograr un mayor impacto social. "Estamos en un cambio de ciclo en las movilizaciones", asegura David García, de la Marea Naranja por la Ciencia.

Esbrí recuerda que "en 2012 programamos una marea mensual para poner el acento sobre el deterioro progresivo de la sanidad en Madrid, pero este deterioro continua, a pesar de los pequeños éxitos. Por un lado están las derivaciones, que siguen teniendo lugar. Por otro está la campaña para concienciar de que la privada no es mejor de la pública, y esta campaña está provocando que la Consejería presione a los profesionales para que no se impliquen en la información a los pacientes" asegura.

Maccario: "No creo que la consejera de Educación Lucía Figar tenga problemas para pagar la educación que quiere" "Hemos hecho esta marea porque los servicios publicos se están deteriorando, están absolutamente entregados a lo privado", afirma, y asegura que a pesar de estos "pequeños éxitos" aún hay un largo camino a seguir. "Eliminamos a Lasquetty, pero el nuevo consejero es un hombre que continúa con el trabajo soterrado de la privatización", denuncia, antes de saltarse el guión y manifestar su rechazo al Tratado de Libre Comercio con EEUU, "que nos entregará al libre mercado".

Olga Maccario, de la Marea Verde por la Educación se suma a las críticas de su compañera desde su sector: "Hubo 6.400 millones de euros en recortes en educación desde 2011, han despedido a 35.000 profesores, han aumentado la ratio y han suprimido las medidas de atención a la diversidad", cuando "en los resultados de PISA nuestro país da unos resultados excelentes en la compensación de la desigualdad."

En esta línea, Maccario critica el cambio de criterio del Gobierno para conceder becas. "No creo que la consejera de Educación Lucía Figar tenga problemas para pagar la educación que quiere", ironiza.

Tampoco olvida algunos de los cambios previstos por el Ministerio de José Ignacio Wert:"Habréis oído que el Gobierno de Madrid pretende abrir las plazas a cualquier licenciado. Seguimos sin entender que no hay solo que saber de algo, también hay que saber enseñarlo, esto sería una catástrofe", razona, antes de criticar el futuro cierre de aulas de ESO y bachillerato en barrios madrileños en el próximo curso.

Por su parte, David García, de la Marea Roja por la ciencia reconoce que el suyo "es un sector complicado de movilizar. Nadie de la administración se vincula en las movilizaciones que convocamos", lamenta.

García: "Se vuelve a hablar de fuga de cerebros y en la carrera científica es prácticamente una obligación" Asegura que su área no escapa a la aplicación del criterio de rentabilidad al que últimamente se ven sometidos varios servicios públicos: "A la ciencia también le intentan aplicar estos criterios de rentabilidad, mucha gente está cayendo en la trampa de que la ciencia es muy rentable. Muchas veces caemos en lo económico, y parece que todo se resolvería si no hubiera recortes, que los hay. Empezaron en 2009", recuerda, pero "los problemas de la ciencia no se resuelven solo con dinero".

"Se vuelve a hablar de fuga de cerebros, y en la carrera científica es prácticamente una obligación", denuncia, antes de insistir en la precariedad a la que se ven sometidos quienes trabajan en estos campos: "Para todos los organismos públicos se han ofrecido 35 plazas, eso evidencia la situación del sector"

Luis Rodríguez, de la Marea Naranja por los servicios sociales recuerda el retraso en el desarrollo de este tipo de programas en nuestro país. "Ahora que empezamos a tener servicios sociales empieza la crisis y empiezan a desmantelar estos servicios, como la atención a drogodependientes".

En línea con las reivindicaciones de sus compañeros, Rodríguez critica las políticas emprendidas por el Gobierno en esta materia, y asegura que los trabajadores se enfrentan "situaciones muy complejas que no se pueden resolver únicamente con voluntarios, con comedores sociales".

Como Maccario, Esbrí y García, alerta contra los movimientos de empresas privadas que, a su juicio, están intentando hacerse con el sector, y pide la revalorización de lo público para garantizar los derechos más básicos.