Público
Público

Cuatro milicianos palestinos muertos en un ataque aéreo israelí en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro milicianos palestinos han muerto hoy en un bombardeo aéreo israelí en el norte de Gaza contra un grupo de activistas que iban a lanzar cohetes Al Kasam, informaron fuentes médicas palestinas.

Varios testigos aseguraron que un avión no pilotado lanzó una bomba contra un grupo de activistas de los Comités Populares de Resistencia, una milicia leal a Hamás y formada por disidentes de otras facciones.

El ataque iba dirigido "contra una escuadrilla de lanzadores de cohetes que se disponía a disparar Al Kasam contra Israel", confirmó un portavoz militar israelí.

"Para nosotros la tregua se ha terminado y no la renovaremos (cuando expire el próximo 19 de diciembre). Responderemos cada vez y en cualquier lugar", advirtió tras el ataque el portavoz de los Comités, Abu Muyahid.

El bombardeo se produjo poco después de que los grupos armados palestinos lanzaran contra el sur de Israel dos cohetes artesanales, en el marco de la dinámica de ataques y contraataques de los últimos once días que han dejado en papel mojado la tregua entre Hamás e Israel en la franja.

La espiral de violencia se desató tras una incursión israelí en la franja para destruir un túnel en la que murieron seis militantes del movimiento islamista Hamás.

Desde entonces, el alto el fuego, acordado el pasado 19 de junio para seis meses con mediación egipcia, sigue técnicamente en pie, pero ambas partes lo vulneran a diario.

Los enfrentamientos se han cobrado en los últimos diez días la vida de entre quince y diecisiete milicianos palestinos, según las versiones.

En Israel no se han producido víctimas por el centenar de cohetes artesanales y proyectiles de mortero lanzados en ese periodo por los grupos armados palestinos.

El Gobierno israelí debatirá esta mediodía en consejo de ministros la situación en Gaza y mañana lo harán el primer ministro israelí en funciones, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abás, en un encuentro en Jerusalén.

El viernes, el viceprimer ministro israelí, Haim Ramón, dio por muerta "de hecho" la tregua, mientras que Olmert advirtió de que su país "no se resignará" a sufrir la caída constante de cohetes palestinos.

Los puestos fronterizos entre Gaza e Israel permanecen cerrados hoy por undécimo día, lo que impide a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA, en sus siglas en inglés) repartir alimentos entre la población por falta de suministros.

La mitad del millón y medio de habitantes de la franja recibe su sustento de la UNRWA, que ha tenido que cerrar sus centros en Gaza.

"La gente va a empezar a pasar hambre", advirtió el portavoz de este organismo, Christopher Gunness, informó la agencia palestina "Maan".

Por su parte, Hatem Owaida, alto funcionario del Ministerio de Economía del Gobierno de facto de Hamás en la franja, no ve "signos de que se vaya a permitir la entrada en los próximos días productos para cubrir las necesidades básicas de Gaza".

El cierre de los pasos ha dejado a su vez totalmente a oscuras más de una cuarta parte de la franja, cuando la única planta de suministro eléctrico paró los motores por falta de combustible.