Público
Público

Cuatro obras censuradas por el gobierno de Putin se exponen en ARCO'11

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Escándalo y polémica definen a las cuatro obras tituladas "Radical Abstractionism" (Abstraccionismo radical) del artista exiliado ruso Avdey Ter-Oganyan que la galería moscovita M & J Guelman ha mostrado pero no pone a la venta en los cinco días de la feria internacional de arte contemporáneo ARCO en Madrid.

Ter-Oganyan es un artista que vive como refugiado político en Praga desde 2002 y cuya obra no ha sido del gusto del gobierno que dirige Vladimir Putin, ex presidente de Rusia y ahora primer ministro.

En el pasado, el artista hizo frente en los juzgados a la Iglesia Ortodoxa rusa por sus "performances" y ahora el Gobierno ruso ha tratado de bloquear su carrera impidiendo recientemente la muestra de estas mismas cuatro obras en el Museo de Louvre de París.

El ministro de Cultura ruso, Alexander Avdeyev, perdió la batalla para que "Radical Abstractionism", en el marco del Año Francia-Rusia 2010, no se expusiera en la reconocida pinacoteca del 14 de octubre de 2010 al 24 de enero de 2011, dijo a Efe Anja Luneva, miembro de M & J Guelman Gallery.

El Louvre se posicionó y exhibió esas cuatro obras de Avdey Ter-Oganyan en la muestra "Contrepoint: l'art contemporain russe, de l'icône à l'avant-garde en passant par le musée" (Contrapunto: el arte ruso, del icono a la vanguardia pasando por el museo).

La tesis de la pinacoteca con esa exposición era "mostrar un panorama del arte ruso contemporáneo a través de varias generaciones de artistas vivos que trabajan con soportes muy variados", según la web del Louvre.

A pesar de ese hecho, la censura del Gobierno ruso contra esas cuatro obras sigue existiendo, de ahí que la galería no venda y tan sólo exhiba en un rincón de su 'stand' en ARCO'11 una de ellas y las tres restantes se encuentren colgadas en el interior de una pequeña habitación cerrada al público que alberga su expositor.

La razón de que la serie "Radical Abstractionism" creada por Avdey Ter-Oganyan (Rostov-on-Don, 1961) en 2004 -según la galería- no estén a la venta en ARCO'11 es porque le falta un sello oficial con el que el Gobierno ruso valida las obras de arte.

"Radical Abstractionism" es "una parodia de las abstracciones geométricas de los artistas constructivistas rusos", según el catálogo de "Contrepoint: l'art contemporain russe".

Estéticamente, las cuatro obras reproducidas en un lienzo de 150 x 100 centímetros y en edición de ocho copias, tienen dos partes.

En el margen superior hay un cuadro de estilo constructivista y debajo un breve texto en ruso con discursos que son "políticamente incorrectos, que nos informan que esas obras comenten actos proscritos por el código penal ruso", indica el libro.

Un ejemplo de ello es la leyenda: "Este trabajo busca el cambio forzoso del sistema constitucional de Rusia" que se puede leer en el único cuadro que exhibe en su 'stand' la galería rusa que se declara "independiente" en asuntos de Chechenia, del presidente de la República Rusa y de la Iglesia Ortodoxa, según su web.

Una forma habitual de saltarse los filtros de la Administración rusa ha sido que las cuatro copias de la serie "Radical Abstractionism" que M & J Guelman Gallery ha traído a ARCO'11 fueron impresas el año pasado en París, corroboró.

En cambio de forma inaudita las cuatro copias que exhibió el Museo de Louvre fueron impresas en Moscú por petición del artista, confirmó Luneva, representante de esta galería clave en el panorama artístico desde la Rusia postsoviética.