Público
Público

Cuatro obreros mueren en las obras del pantano de Castrovido al caerles hormigón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro trabajadores han muerto esta tarde en las obras del pantano de Castrovido, en la provincia de Burgos, al caerles encima varias toneladas de hormigón y sus cadáveres aún no han podido ser rescatados por los bomberos.

Según ha informado el secretario de Estado de Medio Ambiente y Aguas, Josep Puxeu, que se ha personado en el lugar del accidente, se trabaja "de forma muy profesional" para rescatar los cuerpos lo antes posible, aunque ha calificado la tarea de muy compleja.

Los muertos son tres varones y una mujer, trabajadores de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), cuyas identidades no se han facilitado, han informado fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero,

El accidente laboral se ha producido hacia las 16:00 horas cuando cayó encima de los trabajadores una carga de hormigón por causas que se investigan, aunque las primeras hipótesis apuntan que se debió a la rotura de los cables que sustentan las cubetas de transporte de hormigón.

En el lugar del accidente, que permanece cerrado por un cordón de seguridad, se encuentran miembros de la Policía Judicial, de la Fiscalía de Burgos y de la Inspección de Trabajo realizando tareas de investigación sobre las posibles causas de la muerte de los trabajadores.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos han confirmado que otros dos trabajadores han resultado heridos de gravedad en el accidente y después de ser trasladados en helicóptero permanecen ingresados en el complejo hospitalario de Burgos, al que llegaron en estado grave.

Los heridos graves son E.C.C., de 35 años, y J.M.G.V., de 28, ingresados en el complejo hospitalario de Burgos, que sufren politraumatismos.

Puxeu ha precisado que los seis obreros afectados por el accidente trabajaban como encofradores aunque ha rehusado ofrecer más explicaciones del suceso que, según el servicio de emergencias 112 de Castilla y León y la Subdelegación del Gobierno en Burgos, guarda relación con una cuba de hormigón que se desplazaba por un tendido de cables de acero.

Según los sindicatos UGT y CCOO la investigación de la causa del accidente se centra en un blondín, una cuba para transportar hormigón mediante un sistema de cables.

Los sindicatos, en sendos comunicados, han explicado que el accidente puede haber ocurrido al desprenderse esta cuba o carro que pende de cables, que se emplea en grandes obras para el transporte de materiales cuando hay grandes desniveles en el terreno.

"Se está estudiando si se ha roto el blondín", ha indicado Comisiones Obreras, "cuando los trabajadores estaban hormigonando en el bloque 18, bastante alejado del río Arlanza, si bien la estructura cayó sobre los que estaban trabajando en el bloque 20".

El sindicato ha añadido que las obras "se encuentran en plena ejecución y su finalización está prevista para 2014, cuando se pondrán en marcha los planes de llenado" del futuro embalse.

La presa de Castrovido, en el este de la provincia de Burgos, tiene como objetivo regular el río Arlanza para evitar avenidas y a la vez garantizar el abastecimiento de poblaciones, de regadíos agrícolas y un caudal mínimo ecológico aguas abajo, con una capacidad de 44,13 hectómetros cúbicos.

Los sindicatos y el secretario de Estado Josep Puxeu han expresado su solidaridad con las familias de las trabajadores fallecidos y con las de los heridos.