Público
Público

Cuauhtémoc Blanco, mariscal de México en el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delantero Cuauhtémoc Blanco es temperamental, veterano y tiene unos kilos de más, pero sus pies aún conservan un toque privilegiado y la capacidad de convertirlo en el director de orquesta de la selección mexicana de fútbol que disputará el Mundial de Sudáfrica.

Tras no haber sido tenido en cuenta para Alemania 2006 y de anunciar su retirada de la selección en septiembre de 2008, el jugador de 37 años regresó al equipo el año pasado bajo el mando de Javier Aguirre, para erigirse en un pilar de la clasificación de México a la Copa del Mundo.

"Tengo mucha ilusión de jugar otro Mundial y asumo mi rol como jugador de experiencia para enfrentar este reto tan grande", dijo Blanco recientemente.

Los mejores momentos en su carrera parecen estar en el pasado, y en el "Tri", como los mexicanos llaman a su selección, los reflectores comienzan a apuntar hacia nuevas figuras como los jóvenes hermanos Giovani y Jonathan dos Santos y el goleador Javier "Chicharito" Hernández.

"Me voy a romper el alma para poder ganarme un lugar, debemos prepararnos al ciento por ciento porque sé que es mi último Mundial", dijo Blanco.

El llamado "Temo" disputará su tercera Copa del Mundo tras las ediciones de Francia 1998 y Corea del Sur y Japón 2002.

México jugará el 11 de junio el partido inaugural de la Copa del Mundo ante el anfitrión Sudáfrica por el Grupo A, que también integran Uruguay y Francia.

En Sudáfrica, el representativo mexicano quiere lograr su mejor actuación mundialista. Su mejor papel lo tuvo en 1986, cuando fue anfitrión, al llegar hasta los cuartos de final, donde fue eliminado por Alemania.

"México tiene que cumplir su sueño y no pensar sólo en el quinto partido sino en el título, aunque piensen que uno está loco. Todos tenemos piernas, brazos y ojos para competir con cualquiera, hay selecciones muy grandes pero no nos deben intimidar", señaló Blanco.

A Blanco constantemente se lo ve inmiscuido en chismes de espectáculos, pues es pareja de una actriz mexicana llamada Rosana Nájera. También es dueño de un restaurante en la Ciudad de México y tiene un programa de televisión llamado "La Hora de Cuauhtémoc" que se transmite por la cadena Fox Sports.

CERCA DEL FIN

El habilidoso jugador estuvo a punto de terminar su carrera en 2000, cuando el trinitense Ansil Elcock le lesionó la rodilla derecha en un partido correspondiente a las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón, una lesión que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante ocho meses.

Blanco salió adelante y Aguirre le incluyó en el Mundial de 2002, donde anotó el primer gol del equipo.

"Pocos saben que derramé lágrimas y tuve angustia porque había el riesgo de nunca volver a jugar. La rehabilitación fue dolorosa, pero gracias al carácter pude regresar para seguir disfrutando de lo que más me gusta que es el fútbol", dijo Blanco en una entrevista.

Además de representar a la selección, Blanco ha militado en los clubes mexicanos América, Necaxa, Santos Laguna y Veracruz, en el Valladolid en España y Chicago Fire de Estados Unidos.

Empezó a mostrar su habilidad con el balón en las calles de Tlatilco y Tepito, dos de los barrios más peligrosos de Ciudad de México, y ahí comenzó a hacer realidad sus sueños cuando un buscador de talentos del América lo descubrió en un torneo amateur.

El inicio de su fructífera carrera fue en 1991, cuando el argentino Miguel Angel "Zurdo" López, que dirigía al América, lo hizo entrar en el segundo tiempo de un partido ante León.

Ya consolidado como jugador, Miguel Mejía Barón lo convocó en enero de 1995 a la selección que disputó la Copa Intercontinental Arabia Saudí, pero fue un mes después cuando Blanco debutó en un partido amistoso ante Uruguay.

Desde entonces, el delantero ha ido construyendo su propia historia hasta convertirse en símbolo de la selección.

El veterano jugador podría vestir por última vez la camiseta del "Tri" en Sudáfrica, para después retirarse con las Aguilas del América, tal como ha manifestado.

"El fútbol es mi vida y cuando llegue el momento de decir adiós buscaré prepararme al máximo como director técnico para poder regresarle al fútbol algo de lo mucho que me ha dado", comentó en su página de Internet (www.cuauhtemoc-blanco.com)