Público
Público

Cuba agradece a España que supere la etapa Aznar

Agradecen que se trate de eliminar la Posición Común que la UE aprobó en 1996 a iniciativa de Aznar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo embajador cubano en España, Alejandro González, ha interpretado las actuales relaciones de España con Cuba como 'la superación de anteriores desencuentros' con el ex presidente José María Aznar.

González ha agradecido este martes 'el gran respeto' que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, demostró en su reciente visita a La Habana, así como 'la voluntad del Gobierno actual' para 'avanzar' en las relaciones bilaterales sobre la base del 'respeto y cooperación'.

González ha calificado de 'positiva' la segunda visita del ministro a la isla tras constatar que 'hubo una posición de gran respeto del canciller Moratinos' hacia Cuba, un gesto que agradece el Gobierno cubano.

'Estamos satisfechos con esta visita', aseguró, sobre todo porque para La Habana deja claro que 'existen las condiciones' para seguir profundizando las relaciones entre España y Cuba 'en todas las esferas'.

'Nosotros por supuesto apreciamos los esfuerzos del actual Gobierno de España por tratar de corregir una posición que fue impulsada en el seno de la Unión Europea por otro Gobierno de España', explicó, en alusión al compromiso de Moratinos de tratar de eliminar la Posición Común que los Estados miembros de la UE aprobaron en 1996 a iniciativa de Aznar cuando asuma la presidencia de la UE el próximo mes de enero.

'Nosotros por supuesto apreciamos los esfuerzos del actual Gobierno'

González defendió la necesidad de que Cuba y la UE encuadren sus relaciones en un 'marco de cooperación' como ocurre en el caso del resto de países iberoamericanos con los que la UE ya ha firmado acuerdos de asociación o de cooperación y recordó que para Cuba la actual Posición Común resulta 'inaceptable' y consideró que 'sería deseable' que la UE no condicione su política a lo que haga Estados Unidos.

'Si esto puede ser corregido sería para nosotros una acto de rectificación histórica para nuestro pueblo', aseguró. 'Si se va a producir o no, no sabemos', admitió, dadas las reticencias en algunos Estados miembros que consideran que Cuba no ha hecho suficientes gestos de apertura para eliminarla, algo que requiere de la unanimidad de los Veintisiete.

En cualquier caso, el embajador cubano dejó claro que el Gobierno de La Habana 'nunca estaría dispuesta a discutir o ventilar con terceros países lo que corresponde decidir a los cubanos'.

'Nuestros asuntos internos no son algo que nosotros estaríamos dispuestos a discutir', precisó.

Preguntado por el mensaje que Moratinos llevó de parte del presidente estadounidense, Barack Obama, para pedir nuevos gestos a la isla, González no pudo confirmar ni desmentir si hubo tal mensaje, pero consideró que en cualquier caso no hay necesidad de 'intermediarios'.