Público
Público

Cuba aguarda en alarma la llegada del huracán "Ike"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de miles de evacuados, largas colas en los supermercados y movilizaciones para asegurar bienes económicos dominan el panorama hoy en Cuba, a la espera de que el "extremadamente peligroso" huracán "Ike" llegue esta noche al país.

El Instituto de Meteorología (Insmet) detalló que la trayectoria del huracán, de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de 5, hace prever que tocará Cuba en inmediaciones de Punta Lucrecia, en la provincia oriental de Holguín, entre las 22.00 y 23.00 hora local (02.00 a 03.00 GMT del lunes).

Un semana después de que el "Gustav", otro huracán de categoría 4, arrasará el oeste cubano dejando 140.000 viviendas dañadas o destruidas y grandes destrozos en agricultura e infraestructuras, los medios cubanos repiten hoy insistentemente que el "Ike" es "extremadamente peligroso".

Desde de la mañana, cuando la Defensa Civil dictó la "Alarma Ciclónica" para las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey, las colas de personas se fueron alargando en supermercados y estaciones de servicio de diferentes puntos del país.

La población trata de hacer acopio de alimentos básicos, agua y combustibles desde el sábado, mientras hoy comenzaban las evacuaciones en la región oriental, fundamentalmente en zonas bajas cercanas a ríos y al litoral marino.

Solo en Camagüey serán evacuadas hoy más de 250.000 personas, según indicaron a Efe autoridades locales.

En esa provincia, que desde hace 15 años no sufre los embates de un huracán, se reiteran las llamadas a la población para que done sangre, se guarezca en lugares seguros y acumule agua potable para varios días.

Unas 143.000 personas están siendo evacuadas en Santiago de Cuba, provincia con la que contactó hoy el presidente Raúl Castro para conocer la marcha de los preparativos, informaron medios locales.

En Varadero, primer polo turístico de playa de la isla, unos 13.000 turistas cubanos y extranjeros fueron llevados a puntos seguros de ese balneario de la provincia de Matanzas (noroeste), y miles de personas son evacuadas en Guantánamo y Granma.

Paralelamente, la Defensa Civil y diferentes organismos oficiales trabajan para poner a salvo máquinas de riego, almacenes, cultivos y naves avícolas y porcinas, mientras trasladan ganado hacia zonas altas en varias provincias.

El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado, pidió a sus compatriotas no esperar a que las condiciones climáticas empeoren para evacuarse, o para comenzar a proteger los bienes, pues el huracán "lo destruye todo en cuestión de horas".

Las autoridades recomendaron a los cubanos que recolecten agua y comestibles de fácil elaboración, pues el ciclón seguramente dejará buena parte del país sin energía eléctrica.

Las bebidas alcohólicas fueron prohibidas en las provincias en "alarma" y se piden donaciones de sangre.

El Insmet anunció que se registrarán fuertes marejadas en el litoral norte oriental, con peligro de "inundaciones costeras significativas", así como lluvias "fuertes e intensas".

Los vientos huracanados comenzarán a sentirse horas antes de la llegada del ciclón a territorio cubano.

Al mediodía de hoy, el ojo del "Ike" estaba en los 21,0 grados de latitud norte y 73,6 de longitud oeste, sobre la isla Inagua Grande, en las Bahamas orientales, a unos 205 kilómetros al este de Punta Lucrecia, en Holguín.

"Ike" se desplaza con rumbo próximo al oeste a 20 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora y rachas muy superiores.