Público
Público

Cuba blinda el entierro de Zapata

Castro acusó a EEUU de su muerte. La madre amenaza: "Estos lo pagarán"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Murió Orlando Zapata Tamayo en Cuba, un luchador pacífico de los derechos humanos que nunca claudicó hasta sus último momento. Murió de frente, no murió de rodillas'. Son las palabras a la BBC de la madre del disidente cubano que falleció ayer después de estar 85 días en huelga de hambre como protesta contra el régimen castrista. Hoy será enterrado en Banes, su pueblo natal. Una pequeña localidad en el oeste de la isla que está tomada por la Policía.

Las causas de la muerte de Zapata están en entredicho. El médico, en su certificado, apunta a la desnutrición. La madre va más allá y culpa al Gobierno cubano por el tiempo que tardaron en trasladarlo del centro médico para presos de Camagüey donde estaba ingresado hasta el hospital de la Habana. 

La teoría del régimen va más allá. Ayer, Raúl Castro culpó a Estados Unidos del fallecimiento de Zapata. 'La muerte de Zapata es lamentable. Es el resultado de nuestras relaciones con EEU', dijo.

Por si había dudas, Castro aseguró que en Cuba 'no hubo torturados, no hubo ejecución. Eso sucede en la base de Guantánamo'.

Para los medios contrarios al régimen en el exilio, Cuba ayer redefinió su concepto de tortura. '¿El maltrato, la falta de atención médica y medicamentos, la comida en mal estado, la ausencia de higiene, juntar a los presos comunes con los más peligrosos, los gritos, los insectos y roedores no se consideran tortura física?', reza un artículo en el Miami Herald.

Castro dijo aquellas palabras delante del presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, que estaba en la isla en visita oficial.

La semana pasada, medio centenar de presos políticos pidieron a Lula que solicitara al régimen la puesta en libertad de Zapata debido a su estado de salud. El mandatario brasileño se limitó a lamentar 'la muerte de una persona en huelga de hambre', pero no entró a valorar las causas que llevaron al disidente hasta la morgue.

Zapata será enterrado hoy en Banes. Allí está todo preparado para que no haya ningún tipo de manifestación contraria al régimen. La opositora Marta Beatriz Roque, estuvo en el velatorio.

En declaraciones a la agencia EFE describió la situación de la localidad como 'muy difícil, porque la sefuridad del Estado vigila pero no da la cara y manda a una doctora que parece una esbirra a hablar con la familia'. 'las calles están tomadas por agentes del Estado y la Policía', aseguró.

La oposición había denunciado ayer por la mañana que el cuerpo sin vida de Zapata 'seguía preso', por la demora de la seguridad del Estado para entregarlo a la familia y por sus órdenes de realizar el entierro sin dilación. Es seguro que no habrá una autopsia independiente.

El cadáver llegó a Banes a mediodía. Su madre recibió el cuerpo y organizó el corto funeral. 'No es importante, pero pagarán por esto. Ellos tienen que pagar por esto'', dijo Reina entre sollozos en una conversación telefónica con el Directorio Democrático Cubano de Miami. Roque, por su parte, aseguró a EFE que el perímetro fue cerrado por policías y oficiales 'vestidos de civiles' y 'con grados', que no dejaban pasar a la casa.

Entre tanto, la oposición acusó al Gobierno de haber aprovechado la muerte de Zapata para realizar detenciones arbitrarias y aumentar la represión.

Elizardo Sanchez, portavoz de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, dijo a la agencia AFP que cerca de 30 personas habían sido detenidas.

'Algunos han sido arrestados en su propia casa sin ningún tipo de orden judicial, para impedir que la gente reaccione ante la muerte', aseguró.