Público
Público

Cuba celebró día de DDHH con arrestos, dice Human Rights Watch

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades cubanas arrestaron a más de de 30 personas esta semana en los días previos al día internacional de los derechos humanos, dijo el jueves Human Rights Watch en su sede central en Nueva York.

Human Rights Watch citó información de prensa y grupos cubanos de derechos humanos que señalaron que los arrestados estaban intentando viajar a La Habana para llevar a cabo marchas el 10 de diciembre, en la conmemoración del 60 aniversario de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"El Gobierno cubano debería liberar inmediata e incondicionalmente a los disidentes que fueron detenidos arbitrariamente en los últimos días", dijo Human Rights Watch en una declaración.

No hubo un comentario inmediato del Gobierno cubano, pero La Habana califica a los disidentes como "mercenarios" pagados por Estados Unidos, país que ha mantenido sanciones contra la isla de gobierno comunista durante más de cuatro décadas. Washington trabaja abiertamente con disidentes cubanos.

La declaración indicó que algunos de los arrestados habían sido liberados y que no se sabe cuantos permanecen detenidos. Grupos de derechos humanos dicen que las autoridades cubanas han arrestado en el pasado a disidentes que planeaban protestas.

La Habana recientemente firmó dos acuerdos de la ONU sobre derechos civiles y políticos y la Unión Europea votó en junio para levantar las sanciones impuestas a Cuba tras la detención en 2003 de 75 disidentes. Cerca de 50 de éstos aún permanecen encarcelados.

Unos 30 familiares y partidarios de estos disidentes marcharon el miércoles a través de La Habana para conmemorar la fecha. Otra protesta planeada en la capital fue cancelada, pero no quedó claro el motivo.

El ministro de Exteriores de Cuba, Felipe Pérez, dijo el miércoles que Cuba se sometería el próximo año a una revisión por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La local Comisión Cubana de los Derechos Humanos, que es ilegal pero tolerada, estima que hay unas 200 personas en prisión por razones políticas. El grupo dijo el miércoles que unas 50 personas fueron detenidas para impedir que asistieran a eventos y reuniones en La Habana.