Público
Público

Cuba dice que Zapata era un "preso común" en la isla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuba salió al paso de las duras críticas de Estados Unidos y varios países europeos tras la muerte esta semana de un disidente encarcelado en la isla, al que catalogó como un delincuente común juzgado por varias causas desde 1988, dijo el sábado la prensa oficial.

El disidente Orlando Zapata Tamayo, un fontanero de 42 años, falleció el martes tras una huelga de hambre de 85 días para reclamar mejores condiciones. Había dejado de ingerir alimentos a principios de diciembre.

"Pese a todos los maquillajes, se trata de un preso común que inició su actividad delictiva en 1988", dijo Granma, diario del gobernante Partido Comunista en un amplio artículo.

Zapata fue sepultado el jueves en medio de fuertes críticas de Estados Unidos, la Unión Europea e incluso aliados como España, que solicitaron la liberación de unos 200 presos políticos que permanecen en las prisiones de Cuba, según grupos de derechos humanos.

El texto, titulado ¿"Para quién la muerte es útil?", es una clara respuesta del Gobierno a una serie de señalamientos sucedidos esta semana tras la muerte de Zapata, que ha avivado viejas críticas a la situación de los derechos humanos en la isla.

El presidente cubano, Raúl Castro, había lamentado su muerte, pero culpó del hecho a su enemigo ideológico Estados Unidos.

"Este caso es consecuencia directa de la política asesina contra Cuba (de Estados Unidos) que estimula a la emigración ilegal, al desacato y a la violación de las leyes y el orden establecidos", dijo Granma.

"Allí está la única causa de esa muerte indeseable", añadió el periódico, tras condenar la posición de varios gobiernos, sin mencionar nombres, que -dijo- se apresuraron a condenar a Cuba luego de su muerte.

Los disidentes, considerados por las autoridades como mercenarios de Washington, han culpado al Gobierno del fallecimiento.

Granma dijo que Zapata fue condenado por varias causas, entre ellas estafa, violaciones, lesiones graves, tenencia de arma blanca, alteración del orden y desórdenes públicos en 1988, 1993, el 2000, 2002 y 2003.

Estaba cumpliendo condenas por más de 25 años de cárcel.