Público
Público

Cuba vetó supuestamente el documental "Sicko" porque temía un efecto bumerán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuba vetó supuestamente el documental "Sicko", de Michael Moore, porque pintaba un panorama tan favorable y engañoso del sistema sanitario de la isla que las autoridades temían un posible efecto bumerán entre la población, según un cable diplomático estadounidenses filtrado a WikiLeaks.

Ese papel de la sección de intereses de EEUU resulta tanto más sorprendente por cuanto en su película, Michael Moore trata de desacreditar la sanidad estadounidense comparándola desfavorablemente con las supuestas excelencias de la cubana.

Según ese dossier, cuando se mostró la película a los empleados cubanos de la representación diplomática norteamericana, algunos de ellos "se mostraron tan indignados con la clara tergiversación que en ella se hacía de la realidad de la sanidad cubana que abandonaron la sala de proyecciones".

El Gobierno cubano prohibió luego la película, siempre según la versión diplomática estadounidense, porque "sabe que es pura invención y no quiere arriesgarse a una reacción violenta (de los cubanos) mostrándoles instalaciones que no están a disposición de la mayoría" de la población.

El cable describe una visita que un funcionario de sanidad estadounidense hizo al hospital Hermanos Ameijeiras en octubre de 2007, centro que se muestra en la película de Moore como evidencia de la alta calidad de los servicios sanitarios ofrecidos a todos los cubanos.

Según ese funcionario estadounidense, la única forma que tienen los cubanos para acceder a los servicios de ese hospital es mediante soborno o algún enchufe dentro de la administración del centro.

"Los cubanos están supuestamente muy resentidos por el hecho de que el mejor hospital de La Habana no sea accesible para ellos", señala el texto, según el cual otro hospital, el Calixto García, ofrece una imagen más correcta de la experiencia sanitaria de la mayoría de la población.