Público
Público

Las cuentas de 2011 incluirán el "esfuerzo" que Zapatero pide a rentas altas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Presupuestos Generales del Estado de 2011 incluirán el "esfuerzo" fiscal que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido para las rentas más altas.

Unas cuentas que se prevén complicadas de aprobar después de que el Senado vetase esta mañana el techo de gasto presupuestario, y que finalmente se aprobó horas después en el Congreso.

El techo de gasto, al que ayer se dio luz verde en la Cámara Baja con el único voto favorable del PSOE y gracias a las abstenciones de CiU, CC y UPN, fue rechazado esta mañana en el Senado debido a un mayor número de votos negativos -los del PP, PNV, ERC, ICV y el BNG-.

Horas después, el techo, que marca el límite presupuestario con el que cuenta el Gobierno para elaborar las cuentas estatales, salió adelante de nuevo en el Congreso por mayoría simple.

Este trámite ha mostrado una vez más la soledad de los socialistas en materia económica, y augura una difícil tramitación de los Presupuestos este otoño.

Pese a todo, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, volvió a defender el límite de gasto y su recorte del 7,7% como parte de la estrategia de consolidación de las finanzas públicas y del objetivo de reducción del déficit público para los próximos tres años.

"La contención del déficit público es objetivo urgente y prioritario", aseguró Salgado, quien insistió en que hoy por hoy ésta es para el Gobierno su principal meta, "orientada a consolidar la recuperación económica y la sostenibilidad presupuestaria a medio plazo".

Según la vicepresidenta, no será posible seguir avanzando en el camino de la recuperación si no se intensifican en 2010 y en 2011 los esfuerzos para estabilizar las finanzas públicas.

En contra de los argumentos de la vicepresidenta, el senador del PP Francisco Utrera Mora rechazó que generen confianza los cambios sucesivos que han sufrido los presupuestos de 2010 y que no han supuesto un verdadero ajuste presupuestario, sino únicamente "un martillazo a determinados colectivos".

Aún compartiendo plenamente el objetivo de estabilidad presupuestaria marcado por el Gobierno, el senador popular criticó la "escasa voluntad" del Ejecutivo por hacer un "verdadero ajuste donde es realmente necesario: la propia estructura de la Administración General del Estado y del resto de Administraciones Públicas".

Antes del debate en el Senado, los Presupuestos fueron objeto de discusión entre José Luis Rodríguez Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy.

Rajoy instó a Zapatero a informar de cuáles serán esos nuevos esfuerzos que según el jefe del Ejecutivo tendrá que hacer la ciudadanía y que se contemplarán en los Presupuestos.

Zapatero acotó este nuevo esfuerzo a un solo colectivo: los ciudadanos con una "alta capacidad económica".

El presidente volvía así a recordar su intención de elevar la fiscalidad de las rentas más altas, aunque tampoco en esta ocasión dio detalle de los instrumentos que se utilizarán para hacerlo.

Rajoy justificaba su pregunta por la "lógica" preocupación de los ciudadanos al escuchar al presidente que serían necesarios más sacrificios después de los numerosos recortes aprobados y de que tomaría las medidas necesarias para salir de la crisis le cueste lo que le cueste.

Un reproche al que Zapatero replicó con contundencia al acusar al líder del PP de practicar una "demagogia absolutamente insostenible".

"Ya sé que para usted es un lenguaje desconocido, para usted lo importante es que nada le cueste nada", dijo Zapatero a Rajoy, además de señalar que tiene una "visión de la política distinta" de la del líder de los populares: "Si me tienen que costar los esfuerzos para salir de la crisis algo me costará", añadió.