Público
Público

Las cuentas de la mansión que encargó Granados no cuadran

El coste supera el millón de euros que el consejero dice que le pidió la promotora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ninguna promotora construye para perder dinero. Ninguna si se exceptúa la que desde 2006 edifica en Valdemoro (Madrid) una casa de 1.000 metros diseñada siguiendo un proyecto encargado por Francisco Granados, alcalde de ese municipio hasta 2003, número tres en el Gobierno de Esperanza Aguirre e hipotético cliente que, hasta la fecha, no figura como titular. En 2006, y según aseguró Granados a Público hace dos semanas, la promotora de la mansión, perteneciente al grupo Obras y Vías, le pidió un millón de euros por hacer la casa, lo que le hizo desistir de formalizar la compra. Pero ya a finales de 2006 los costes superaban en 36.000 euros ese precio de un millón de euros.

Promovida por Vicfidem, la casa se alza sobre seis parcelas gemelas cuya superficie total sobrepasa los 1.700 metros. El 21 de mayo de 2003, Vicfidem había adquirido cuatro de esas seis por 288.480 euros. Un año más tarde, compró las otras dos, por 144.400 euros. En total, hacerse con ese suelo, adscrito al Plan Parcial del sector de El Caracol, le costó 432.000 euros.

Equipamientos de lujo

El proyecto de ejecución se cuantificó en 559.105 euros, lo que significa que la licencia equivalente al 4% de esa cifrasupuso otro gasto de 22.364 euros. Según fuentes conocedoras del asunto, la casa se edifica con materiales y equipamientos de lujo, como piscina cubierta y gimnasio en el sótano, lo que, según los arquitectos consultados eleva el coste real del proyecto de ejecución.

A lo anterior hay que añadir los honorarios del arquitecto por redacción del proyecto y dirección de obras. Incluso calculando por ambos conceptos unos honorarios equivalentes sólo al 4% del importe del proyecto las tarifas suelen oscilar entre el 5% y el 10%, habría que sumar otros 22.364 euros, con lo que el monto de costes ascendería a 1.036.713 euros. No se ha computado el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Es una incógnita por qué Obras y Vías, un boyante grupo que posee intereses urbanísticos en Valdemoro, accedió a un negocio que implicaba perder seis millones de las antiguas pesetas. Aunque oficialmente ningún vínculo une a Granados con el inmueble, su esposa visita asiduamente la obra, hasta el punto de que se le han dado a elegir materiales. El coche que en 2006 conducía la esposa del consejero, Nieves Alarcón, pertenecía a otra filial de Obras y Vías.

Ayer, este periódico intentó, sin éxito, que la empresa explicara por qué fijó un precio lesivo para sus intereses. Hasta ahora, Obras y Vías tampoco ha explicado por qué, en lugar de hacer los seis chalés que en esa área prescribía el planeamiento, optó por edificar una mansión hecha a la medida de Granados, quien ni siquiera ha formalizado una opción de compra.