Público
Público

Las cuentas suizas de Bárcenas acorralan a Rajoy

El presidente del Gobierno desafió a los tribunales asegurando que nadie podría probar que el responsable de las finanzas del partido "no es inocente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'¿Qué habría pasado si el PP tuviera cuentas en Suiza? ¿A que yo habría tenido que dimitir?'. Estas palabras de la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, pronunciadas el pasado mes de noviembre aludiendo a los fondos de la familia del ex president Pujol en el país centroeuropeo y a una presunta financiación ilegal subyacente de CiU, resonaban ayer como un trueno en la sede central del PP.

Luis Bárcenas, ex tesorero general del PP y responsable de las finanzas del partido durante 28 años, llegó a acumular 22 millones de euros en una cuenta en Suiza que fueron transferidos y diseminados por otras entidades cuando el también ex senador fue imputado en la trama Gürtel por el juez Baltasar Garzón, en febrero de 2009. El nuevo dato que la Audiencia Nacional maneja sobre la trama Gürtel ha encendido todas las alarmas en el PP, cuya cúpula -desde Mariano Rajoy y Cospedal hasta Rita Barberá pasando por Javier Arenas, Esperanza Aguirre o Ana Mato- se cansó de defender por activa y por pasiva la inocencia de su ex tesorero. Ahora, sin embargo, el PP prefiere tomar toda la distancia posible de Bárcenas, asegurando con la misma insistencia con que antes lo defendía que 'ya no pertenece al PP' y que no había conocimiento alguno de las citadas cuentas.

Pero los problemas del partido con esta nueva línea de investigación del juez Pablo Ruz reabren el peor de los escenarios para Mariano Rajoy, su partido y el Gobierno al que sustenta: la sombra de la financiación ilegal del PP, una circunstancia que sigue siendo investigada en los tribunales y que cobra ahora especial virulencia con tanto dinero escondido en Suiza a nombre de quien ha controlado los fondos del partido durante tres décadas. La defensa que Mariano Rajoy y la cúpula del PP hicieron de Luis Bárcenas desde que Garzón lo involucró en la trama Gürtel llegó a sorprender incluso a algunos de los responsables medios del partido, que en privado manifestaban su preocupación por esa posición enrocada del hoy presidente del Gobierno y sus personas de máxima confianza con respecto a las acusaciones que empezaban a aflorar sobre Bárcenas.

Ya a la primera acusación de Garzón sobre el tesorero, el PP reaccionó con una querella por prevaricación contra el juez, hoy inhabilitado. Fue sólo el comienzo. El propio presidente del PP y entonces líder de la oposición se implicó personalmente en la defensa de su tesorero (a quien nombró él mismo en 2008 tras la salida de Álvaro Lapuerta). Rajoy parecía no tener dudas sobre la inocencia de Bárcenas y en abril de 2009 declaraba: 'Nadie podrá probar que Bárcenas y [Gerardo] Galeote no son inocentes'. Este último fue involucrado también por Garzón en la Gürtel, aunque resultó exculpado en 2011 por el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira por falta de indicios.

A las continuas preguntas a las que el presidente del PP se enfrentaba sobre el tesorero de su partido desde que fuera relacionado con Francisco Correa, Rajoy respondía con ironía ('el futuro del señor Bárcenas está como el de todos', vaya a saber usted dónde está el futuro del señor Bárcenas', sostuvo con sarcasmo en julio de 2009). Mientras tanto, su número dos lo defendía en las ruedas de prensa de los lunes en la sede central del PP. El propio Luis Bárcenas agradecía en una entrevista a ABC el mismo mes de julio los apoyos de la dirección del partido. Sostenía que estaba de acuerdo con Rajoy en que no era 'el momento' de su dimisión y agradecía al líder del PP su 'confianza' en él. 'Siempre ha estado a mi lado', subrayó entonces.

Con todo, el partido empezaba ya a revolverse contra la defensa cerrada de Bárcenas desplegada por su cúpula y estos movimientos empezaban a filtrarse a la calle: ¿Estaba Rajoy entregado a esa batalla porque el tesorero tenía demasiada información sobre las cuentas del partido tras 30 años manejándolas en primera persona? El presidente del PP contestó a esta hispóstesis: 'Bárcenas no me ha chantajeado. Si he demostrado algo en mi vida política es que no me muevo por chantajes'.

Hoy, sin embargo, y a la vista de los nuevos datos, el argumento del conocimiento que Bárcenas tiene de las cuentas del partido cobra más fuerza aún y ha instalado todas las dudas y precauciones en la calle Génova, cuyos responsables trabajan, desde ayer mismo, en una estrategia con la que espantar al fantasma de la financiación ilegal.

En 2010, y estrechado el círculo judicial sobre el tesorero del PP, éste se ve obligado a abandonar temporalmente su militancia y el cargo de responsable de las finanzas del partido. Entonces, ya estaban en los medios de comunicación las iniciales 'L.B.' con las que Correa, el cabecilla de la corrupta Gürtel, identificaba los presuntos pagos de la red ilegal a Bárcenas. Éste negó siempre que fuera el 'L.B.' de Correa, pero ahora, el banco suizo que alojó los 22 millones del ex senador (el Dredsner Bank de Ginebra) reconoce estas mismas iniciales, entre otras, como las usadas para identificarse por el dueño del dinero desviado. En esta ocasión, además, van vinculadas al DNI de Bárcenas; fuera de toda duda, pues, sobre la identidad del millonario.

En abril de 2010, días después de abandonar sus cargos y vinculación al partido, Bárcenas deja su escaño en el Senado para dedicarse de lleno a la defensa de sus imputaciones (delitos de cohecho, contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales). Rajoy, entretanto, sigue defendiendo a su ex tesorero y garantiza que demostrará 'su inocencia'. Agradece a Bárcenas su alejamiento del partido y argumenta que, 'aunque a algunos no les guste', la financiación ilegal del PP queda descartada. En este sentido, se pronuncian contundentes la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá ('No hay financiación ilegal del PP, como quería el PSOE') o el hoy vicesecretario del partido, Javier Arenas ('Seguro que Bárcenas demostrará su inocencia').

Entre febrero de 2009 y abril de 2010, el partido ha mantenido el despacho a Bárcenas en la calle Génova y pagado su abogado a 300 euros la hora. '30 años en el partido bien lo merecen', justifican sus dirigentes. En septiembre de 2011, el TSJM deja libre a Luis Bárcenas de sus imputaciones por la trama Gürtel y en el PP estallan las acusaciones contenidas, que se hacen especialmente contundentes en boca de su secretaria general. A poco más de dos meses de las elecciones generales, Dolores de Cospedal acusa a la policía judicial y a la Fiscalía de guiarse por órdenes políticas para intentar crear una trama en el PP similar a la de Filesa del PSOE. En declaraciones a todos los medios a los que acude, la número dos del PP, respaldada por Rajoy, exige petición de 'disculpas' por parte de Alfredo Pérez Rubalcaba y el resto de la Ejecutiva socialista. 'Nosotros siempre hemos dicho que todo el mundo tiene el derecho a la presunción de inocencia y al derecho a la defensa. Pero cuando un político o una persona tiene relación con el PP, estos dos derechos son negados sistemáticamente por el PSOE'. En una entrevista en Onda Cero, Cospedal acusa directamente a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de ser el parapeto de Rubalcaba para 'escudarse, defenderse y ponerse detrás'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.