Público
Público

"Sí, tengo un cuerpazo"

El actor que interpreta a Lincoln Burrows en la exitosa 'Prison Break' atiende a Público días antes del estreno de la tercera tempo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nacido en Inglaterra (Wallasey, Merseyside, 1970) pero criado en Australia, Dominic Purcell ha encontrado el reconocimiento interpretando a Lincoln Burrrows, un norteamericano condenado por un delito que no ha cometido en 'Prison Break', una de las series más exitosas de los últimos años y que se estrenará su tercera temporada en Fox (el lunes día 25).

¿Cómo se conjuga el aspecto de héroe de acción con una formación actoral clásica?

Es casualidad, estuve tres años en una escuela de actores interpretando a Shakespeare y los clásicos. Este cuerpo y esta cabeza sugieren que soy un héroe de acción, desgraciadamente  no me parezco en nada a Leonardo Di Caprio, por lo que me ponen en papeles muy masculinos, cosa que me viene al pelo.

Su papel tiene mucho de físico...

Esto surge muchas veces, el tema de mi cuerpo, es el tema de muchas conversaciones [ríe]. La realidad es que soy una persona muy física, corro, hago surf, siempre he estado en buena forma. Cuando comenzó Prison Break estaba muy fuerte pero según avanzaba la temporada fui adelgazando y poniéndome a mi nivel físico. Contestando a tu pregunta: sí, tengo un cuerpazo....

¿Hiciste alguna preparación específica para interpretar a Lincoln Burrows?

Mucha investigación, leí muchos artículos de Internet, libros sobre la pena de muerte, hice una inmersión en la vida carcelaria, visité la cámara de gas donde habían ajusticiado a John Wayne Gacy y hablé con condenados a muerte. Con todo esto aproveché y un poco de imaginación por mi parte creé al personaje.

¿Dónde cree que reside el éxito de ‘Prison Break'?

Creo que es debido a que, en el fondo, toca temas universales, la familia, el amor, la necesidad de dos hermanos que quieren estar juntos. También es muy comercial esa cosa de poner hombres atractivos metidos en cárceles [ríe]. Es muy shakesperiano en su estructura, en sus subtramas, mantiene a la gente interesada...

Era jardinero y decidió a hacerse actor por ‘Platoon'.

Miré lo que estaba sucediendo en pantalla, estaba viendo a esos actores haciendo de soldados y parecía que se lo estaban pasando bien haciendo su trabajo. Fue un momento de revelación; pensé que si la interpretación era eso, yo quería hacerlo.

¿Qué evolución ve en el personaje?

Lo importante es la situación que tiene con su hijo, enmendarla, eso le hace madurar y hace que cambie pero, a la vez, es difícil para los dos hermanos crecer por todo lo que les ocurre. Están constantemente en peligro, huyendo, es difícil respirar y crecer a la vez porque siempre están huyendo, no tenemos el tiempo de crecer y madurar...

De todas formas ha ido adoptando un carácter más fiero...

Siempre me presentaron a Lincoln como un tipo heróico, un macho alfa... sí, es cierto, lo que has visto es cierto, yo quería transmitir todo  el terror, el pánico de este hombre que iba a morir por algo que no había hecho. Cuando se escapa de la cárcel decide que, como no lo van a matar, decide buscar a los culpables. Está determinado a romper ese mal de ojo.

¿Lleva bien la fama?

Lo llevo bastante bien. Hace cuatro años que no bebo y eso ha tenido un papel muy importante en mi madurez como persona. Es por eso que no me interesa nada el ambiente de Hollywood, prefiero centrarme en cosas más importantes de mi vida.

O sea, que le vio las orejas al lobo...

Sí, por supuesto, a los 35 años bebía demasiado, salía demasiado y no iba a ninguna parte, lo paré y cuatro años después, mírame.

¿Es clautrofóbico trabajar en una cárcel?

Para mi lo fue, porque Lincoln siempre estaba en una celda. Se me hizo claustrafóbico y afectó positivamente a la interpretación y al personaje, pero Dominic Purcell no salía beneficiado. Iba al trabajo y me fue muy difícil rodar en la cárcel. La ventaja es que me podía ir a casa, los presos no pueden hacer eso, claro.