Público
Público

Los cuerpos de Khadija y su hijo serán enterrados en Targuist

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cadáveres de la marroquí Khadija El Haddad, muerta al ser atropellada el pasado domingo en la localidad madrileña de Collado Villalba, y el de su hijo, que nació por cesárea cuando ella ya había fallecido y murió pocos días después, serán enterrados en la localidad de Targuist, en Marruecos.

Abdeslam Yaaquobi, tío abuelo del bebé, ha hecho estas afirmaciones en declaraciones a Efe-Televisión en Barajas, antes de viajar a Marruecos con los dos cuerpos.

Targuist, una ciudad en las montañas del Rif y en la provincia de Alhucemas, es la localidad en la que reside la familia de la mujer fallecida.

Según Abdeslam Yaaquobi, Rachid, el marido de Khadija, tiene previsto regresar a España junto a su hija de dos años y medio para seguir trabajando como cocinero en Collado-Villalba, como hasta ahora.

Para ello, la familia está tramitando los documentos necesarios para que vengan a España los abuelos de la niña y padres de Rachid, que serán los que se hagan cargo de la pequeña.

Yaaquobi ha asegurado que "los amigos, la gente que le ha apoyado en los momentos difíciles" son "los que le dan fuerza a Rachid para volver a España a trabajar y a hacer su vida normal lo antes posible".

La niña ya se encuentra en Marruecos desde dos días después del accidente de su madre porque "aquí no tenía a nadie que pudiera quedarse con ella", pero regresará a España con su padre.

"Vamos a hacer todo lo posible para que mi sobrino vuelva a la vida normal y yo creo que lo va a conseguir, porque tiene buenos amigos a su lado", dijo Yakobi y agregó que "poco a poco Rachid volverá a una vida normal lo antes posible".

Rachid trabaja en España en Villalba, es cocinero y "tiene un gran jefe que lo trata más que como un empleado, como un hijo", explicó Yakobi, quien expresó su agradecimiento al Samur por hacer todo lo posible para salvar al niño.

Khadija el Haddad, de 26 años y vecina de Collado Villalba, estaba embarazada de nueve meses y murió el pasado día 17 tras ser embestida por un coche en un paso de peatones; su bebé nació con vida gracias a una cesárea post mortem, pero falleció la madrugada del pasado 20 de octubre.