Público
Público

Una cuestión de sentimiento

La expedición atlética se conjura para vencer en Oporto y certificar el regreso a la élite del fútbol europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hacía mucho tiempo que no se veía tanto sentimiento en un viaje'. Lo aseguró ayer un directivo atlético de los que encabezaba la expedición rojiblanca a su llegada al hotel de concentración del equipo en Oporto. No ha transcurrido un mes desde que Aguirre fue despedido como técnico, pero parece haber pasado una eternidad. La imagen de cuerpo técnico, directivos y prensa compartiendo impresiones en el hall del hotel no se veía hace tiempo.

Sabas, Abel, Miguel Ángel Gil (consejero delegado), Lázaro Albarracín (vicepresidente), Juanma López, Emilio Cruz.... El reencuentro del sentimiento atlético en la víspera de la batalla más importante que el club lidiará en lo que va de siglo. La máxima competición continental aún le debe un guiño a los rojiblancos que, rearmados moralmente tras sus dos partidos ante Barça y Madrid, tienen una cita ineludible con el triunfo (o con un empate a tres o más goles).

'En este partido, la palabra ganar tiene más importancia que nunca', aseguró Abel en su última comparecencia pública. El técnico rojiblanco lo tiene claro: 'No vale especular, hay que salir a por el partido desde el primer minuto'. Pese a todo, en el vestuario el entrenador matizó esta teoría.

En la charla de ayer, recordó a sus jugadores que 'los partidos duran 90 minutos y tenemos que aguantar su salida al campo'. Y avisó a los portugueses: 'Ellos tienen ventaja, pero será un partido muy largo y duro para los dos equipos'.

Jesualdo Ferreira, entrenador del Oporto, restó importancia a la mejoría de los rojiblancos: 'Los partidos ante Madrid y Barça son de una atmósfera especial. El problema del Atlético es que ahora necesita goles y no puntos'.

Abel lo sabe y trabaja en ello. En los últimos entrenamientos, ha insistido en los remates a puerta con Kun, Forlán y Sinama, consciente de que en su acierto están buena parte de las posibilidades de triunfo. 'El sábado tuvimos grandes oportunidades y no es normal que el Kun, que es un gran definidor, no tuviese su día. Me conformaría con tener las mismas oportunidades que en el Bernabéu', dijo esperanzado. E insistió: 'Esta vez está prohibido fallar'.

Para ello, alineará a su once de gala, al que regresan Raúl García, sancionado ante el Madrid, y Perea, lesionado. El Oporto repetirá la alineación que deslumbró (y perdonó) en el Calderón con una salvedad: el argentino Tomás Costa ocupará la plaza de su compatriota Fucile en el lateral derecho.